Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Núria Cabutí, CEO de Penguin Random House Grupo Editorial

El equilibrio perfecto entre el análisis y la creatividad

Abanderada de la cultura en general, es una firme impulsora de las nuevas tecnologías pero sin perder el cuidado por el libro físico, que sigue siendo "el que más crece" en ventas

Núria Cabutí, CEO de Penguin Random House Grupo Editorial.

La directora general de Penguin Random House Grupo Editorial, Núria Cabutí Brull, es una de las mujeres con más relevancia del panorama editorial actual. "Me atrapó un sector que me permitía combinar la parte de gestión, de análisis, que me gusta mucho, con un entorno muy creativo".

Nació en Barcelona, en 1967, y es la primera consejera delegada de un grupo editorial líder, tanto en España como en América Latina. "Este sector -explica- me ha facilitado estar cerca de la gente. Conocer autores muy interesantes, de perfiles muy distintos, de los que he aprendido muchísimo. Y, al mismo tiempo, poder poner en valor su trabajo, que muchas veces es muy solitario. Trabajamos para acercar el autor al máximo de lectores posible".

Se graduó en Ciencias Económicas por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). Tiene una licenciatura en Estudios Económicos en la Universidad de Oxford Brookes y es MBA IESE. Al terminar los estudios se interesó por el grupo alemán Bertelsmann, que había comprado una editorial en Barcelona. Era Plaza & Janés. "Los libros siempre me habían interesado, era un sector atractivo, y se trataba de un grupo internacional que me parecía algo muy enriquecedor". Con este razonamiento, empezó a trabajar como analista financiera en Bertelsmann en el año 1992, donde continua tres décadas después.

En 1998 fue nombrada directora de márketing de Plaza & Janés. Tras la fusión que creó Random House Mondadori en 2001, pasó a dirigir el departamento de márketing y comunicación. En 2003 asumió el puesto de directora editorial para la división infantil y juvenil, y añadió posteriormente a sus funciones la dirección de Debolsillo.

En 2010 fue nombrada CEO-directora general de Random House Mondadori. Y desde 2013 es CEO de Penguin Random House Grupo Editorial, con operaciones en nueve países.

Además, es miembro del Consejo Internacional de Penguin Random House y, desde el mes de junio de 2021, también del Consejo de Supervisión de Bertelsmann, así como del Group Management Committee, donde hasta ahora solo hombres habían conseguido estos puestos. También es vocal de la junta directiva del Círculo de Economía y forma parte del Patronato de la Universidad Ramon Llull, entre otros.

Con un agenda de vértigo -aún más, si es posible, en la semana de Sant Jordi-, trabaja marcándose objetivos, que ejecuta con gran efectividad. Gracias, en parte, según reconoce, a un gran equipo con el que lleva años trabajando. "Confío en mi gente e intento darles mucha iniciativa, que puedan desarrollar aquello en lo que creen. Cuando se trabaja con pasión los resultados siempre son muy buenos". No obstante, "tengo un nivel de exigencia elevado, conmigo misma, con mis compañeros y con la empresa. Hay que buscar la excelencia", puntualiza Cabutí.

Madre de Bernat, de 26 años, y Laura, de 23 años, la CEO catalana asegura que cuando se tiene un trabajo exigente es muy complicado compatibilizar la vida familiar y laboral. Y quizá por eso se marca como un reto desde su posición de directiva aportar "el máximo de condiciones favorables para que, como mínimo, las generaciones futuras lo tengan más fácil".

Le gusta la música (toca el piano cuando puede), hacer deporte al aire libre y viajar. Precisamente, su último viaje ha sido esta Semana Santa, con su marido y sus hijos, a Egipto, "una experiencia apasionante que he disfrutado muchísimo".

Los que la conocen destacan su perfil innovador, así como una especial sensibilidad hacia la sostenibilidad y la responsabilidad social. Abanderada de la cultura en general y de la lectura en particular, Núria Cabutí es una firme impulsora de la nuevas tecnologías pero sin perder el mimo por el libro físico. "Nuestro objetivo es que el contenido se consuma en el mayor número de formatos posibles -razona-. Y aunque tanto el libro electrónico como el audio libro nos permiten acercarnos quizás a nuevas generaciones, el libro en papel sigue siendo el que más crece".

En Penguin Random House esperaban este ‘día del libro 2022’ "muy, muy ilusionados" por volver a ver a autores y lectores en contacto después de la pandemia. "La lectura ha sido una compañera, una medicina que ha permitido evadirse en los momentos más difíciles y este Sant Jordi certifica ese éxito". Y es que, para Cabutí, "el libro es un gran invento que sigue siendo de los más efectivos para la transmisión de la cultura y el cultivo de la imaginación".

‘Todos deberíamos ser feministas’

Hay muchos libros que han marcado la vida de Núria Cabutí, pero si tuviera que escoger uno, es decisiva: ‘Todos deberíamos ser feministas’ de Chimamanda Ngozi Adiche, autora nigeriana afincada en Estados Unidos. "Un libro breve, que leí hace años y que recomiendo tanto a hombres como mujeres porque explica cómo ser feminista es apostar por la igualdad, algo que debería querer todo el mundo", enfatiza. En la editorial que dirige la CEO catalana "hace años que se apostó por Chimamanda, incluso cuando no se publicaban tantos textos sobre feminismo nosotros ya teníamos esa sensibilidad".

Compartir el artículo

stats