Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cataluña

Turull y Borràs alcanzan un acuerdo para dirigir Junts

Borràs tendrá más poder como presidenta del partido y se refuerza la comisión permanente | El pacto se ha forjado de madrugada, a pocas horas del final del plazo para presentar candidaturas

Jordi Turull y Laura Borràs.

A pocas horas del límite para presentar candidaturas a la presidencia y la secretaría general de Junts per Catalunya, los dos principales protagonistas de las negociaciones para pilotar la nueva etapa del partido fundado por el expresident Carles Puigdemont han llegado a un acuerdo. Jordi Turull, exconseller y Laura Borràs, presidenta del Parlament, dirigirán la formación, de tal manera que habrá una única lista de dirección presentada ante los militantes, salvo sorpresas, cara al cónclave del 4 de junio. Ha sido un acuerdo de madrugada que da más poder a la presidencia del partido, que ejercerá Borràs.

En una comparecencia conjunta, Borràs ha afirmado que "gana Junts per Catalunya" y Turull ha subrayado que se compartirán casi al 100% las potestades ejecutivas. Los cuatro vicepresidentes del partido reflejan el equilibrio de fuerzas entre ambos dirigentes: Aurora Madaula y Francesc de Dalmases, diputados fieles a Borràs, y Anna Erra y Josep Rius, también diputados, más vinculados a Turull. En la la lista de miembros de la dirección, presentada conjuntamente, figuran personas de confianza de ambos dirigentes, como Jaume Alonso Cuevillas, vinculado a Borràs, o el 'exconseller' Damià Calvet, fiel a Turull. La lista cuenta con 'consellers' como Jaume Giró -que hasta hace poco no militaba en ninguna fuerza así como con diputados del Parlament o cargos institucionales.

Según ha avanzado La Vanguardia y ha confirmado El Periódico de Catalunya de fuentes de la dirección, se trata de un pacto 'in extremis' que se basa en un reparto de poder, a la espera de concretar los nombres del resto del equipo. El acuerdo se ha cerrado la madrugada del lunes al martes, y comportará que Borràs ejerza más poder del que ostentaba hasta ahora la presidencia del partido. Como explican fuentes de la cúpula, se trata de un pacto que requerirá mucha vaselina para engrasar las relaciones entre ambos dirigentes, y que quede reflejado claramente el papel político de cada cual. El reciente manifiesto de cargos en favor del ticket, con Borràs de presidenta, generó un efecto bumerán en ella, que se sintió presionada hacia un espacio secundario. Todo ello, según las fuentes, dificultó las negociaciones.

El acuerdo supone también reforzar la comisión permanente -el núcleo duro de dirección- que pilotará la formación en el día, mientras la ejecutiva se reunirá periódicamente. La permanente la formarán con toda probabilidad Turull, Borràs, Jordi Puigneró -vicepresidente del Govern- y los portavoces en el Parlament y el Congreso así como el secretario de organización que se escoja en el cónclave del 4 de junio.

Competencias reforzadas para la presidenta

Si se confirma el acuerdo y se mantiene la actual arquitectura de cargos, a Borràs -con competencias reforzadas como presidenta del partido, como sugerió Puigdemont en su adiós al cargo cuando pidió una "presidencia más implicada" que "participe permanentemente en las reuniones y en las decisiones"- le acompañarán cuatro vicepresidentes del partido. Y la ejecutiva tendrá 21 miembros, además del secretario general -Turull-, el de organización y el de finanzas.

El pacto supone evitar un enfrentamiento en dos listas, que los militantes deberían votar en el cónclave del 4 de junio. Ahora la lista única -salvo que se presente alguna otra propuesta, algo improbable, entre las bases- será ratificada. Turull ha recibido el espaldarazo reciente de un manifiesto de numerosos 'consellers', dirigentes, cargos territoriales y expresos del 'procés' como Josep Rull y Joaquim Forn. El texto reclamaba que Borràs también fuera aupada a la presidencia. Pero ella ha reivindicado durante estos días que su peso como presidenta del Parlament tuviera un reflejo en el organigrama de poder del partido, y ha reclamado también que se debatiera sobre el proyecto político de Junts.

Procedencias diferentes, objetivos parejos

Borràs y Turull tienen procedencias políticas muy dispares: ella entra en política de la mano de los hechos del 2017 y con una carrera intensa de cargos en el Govern, en la candidatura de las elecciones generales y luego en las catalanas, reivindicando siempre su condición de independiente. Él procede de las juventudes de Convergència, de CiU, donde escaló en el escalafón de cargos hasta dirigir el grupo parlamentario, y acceder a la 'conselleria' de Presidencia, tras lo cual ha pasado al PDECat y a Junts, siendo un hombre de aparato y de orden. Ambos reivindican no renunciar a la unilateralidad y a un nuevo enfrentamiento con el Estado para lograr la independencia. El cómo ejecutarlo es ya otra cuestión, que formará parte de la segunda sesión del congreso, la destinada a las ponencias política y organizativa.

Compartir el artículo

stats