Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

AGUAS CANARIAS | ESPAÑA INICIA LA DELIMITACIÓN DE FRONTERA MARÍTIMA

Canarias prevé una negociación "larga y difícil" para fijar la mediana con Marruecos

La reunión se inicia el viernes en Madrid sin presencia autonómica | Pesca, transportes, medioambiente y seguridad, los asuntos que marcarán el intercambio de propuestas para la delimitación de espacios marítimos

Canarias estará en las negociaciones con Rabat sobre las aguas del Atlántico, que comienzan ya.

Los gobiernos de España Marruecos celebrarán este miércoles en Madrid la primera reunión bilateral sobre la negociación para la delimitación de la mediana marítima entre ambos países en la fachada atlántica frente a Canarias. Es el primer contacto diplomático al respecto tras el compromiso adquirido por el rey marroquí, Mohamed VI, con el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, tras la visita de éste a Rabat el pasado 7 de abril y el acuerdo de esa misma fecha entre ambos países para la normalización de sus relaciones diplomáticas previo giro español sobre el conflicto del Sáhara Occidental admitiendo la autonomía para la ex colonia española.

Será una reunión todavía de nivel muy técnico entre representantes del Ministerio de Asuntos Exteriores español, a nivel de dirección general, y representantes del gobierno marroquí supuestamente también del departamento de Exteriores, con la que se pretende establecer un calendario y metodología de trabajo sobre una negociación que el consejero canario de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, prevé “larga y difícil”-

Pérez participó este lunes en la reunión interministerial del Gobierno español preparatoria de la bilateral con Marruecos del miércoles, pero no es previsible que ni él ni ningún otro representante canario esté ya en los contactos cara a cara de ambas diplomacias. Junto al consejero, participó telemáticamente en dicha cumbre José Miguel Ruano, el técnico ‘fichado’ por el Gobierno canario como asesor legal para una materia complejísima en la que Canarias quiere garantizar que se respetan los intereses del Archipiélago y lo establecido en el Estatuto de Autonomía en materia de espacios marítimos. Ruano es un jurista, letrado del Parlamento de Canarias, y gran conocedor tanto de la ‘carta magna’ canaria, como de las cuestiones jurídicas que rodean el trazado de la mediana marítima y qué aguas –de las que circundan Canarias– quedan bajo soberanía de cada uno de los países. Una de las cuestiones espinosas que deberá vigilar es de qué forma afectan a este proceso las dos leyes ya aprobadas por Rabat hace dos años por las que delimitaba de manera unilateral el mar territorial marroquí hasta doce millas y una zona económica exclusiva (ZEE) de 200 millas a contar desde sus costas que invade aguas canarias, además de aguas saharauis sobre las que no tiene reconocida internacionalmente soberanía alguna.

En la reunión participaron cerca de veinte personas representando a varios ministerios y fue presidida por la directora general de Diplomacia Económica, Ana Esmeralda Martínez, asistiendo además, entre otros, Alberto Ucelay, director general para el Magreb, Mediterráneo y Oriente Próximo; y Javier Hernández, embajador en misión especial para la Cooperación Transfronteriza. También asistieron representantes de la Armada y de la Guardia Civil.

El consejero reconoció que la presencia de Canarias en el proceso negociador se centrará sobre todo en trasladar de forma directa a la delegación diplomática española la visión del Gobierno regional sobre cada uno de los asuntos que se vayan abordando en las bilaterales, aunque no descartó poder estar presente en alguna de éstas. “Hemos asegurado la presencia de Canarias en todo el proceso negociador que se inicia ahora con Marruecos”, comentó el consejero tras la reunión de más de dos horas en una de las sedes del Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid. Pérez recalcó que ese proceso “va a ser más largo de lo que puede parecer”, y desveló que en la cumbre interministerial de este lunes, “más que de contenidos y de nuestra postura sobre las aguas u otras materias, se ha hablado sobre todo del formato, las personas intervinientes, la metodología y el calendario”. En todo caso, sobre ninguna de estas materias ofreció información concreta respecto a la posición española en espera de que se aborde de forma directa con la representación marroquí.

Julio Pérez: "Tenemos que estar presentes desde el primer momento en lo que se haga; Canarias planteará que se garanticen nuestros derechos, nuestras exigencias y nuestros intereses"

decoration

Pérez y Ruano dejaron como mensaje central a los representantes ministeriales que “para Canarias las relaciones con Marruecos y con África en general son esenciales”, que “hay una extrema sensibilidad política y una relación emocional” con esta zona del continente vecino. y que, por tanto, “tenemos que estar presentes desde el primer momento en lo que se haga”. Comentó que se han reactivado los tres grupos de trabajo que ya funcionaron durante las anteriores negociaciones sobre la mediana, hace más de trece años, en los que se engloban todas las materias afectadas por este proceso: pesca, transportes, seguridad, medio ambiente, y la propia delimitación espacial de la soberanía de las aguas. Según apuntó el consejero canario, “la metodología (de negociación) será un intercambio de propuestas sobre cada una de estas materias”, asegurando que la comunidad autónoma estará presente “en la mayor parte de esas reuniones” del ámbito interministerial.

Aguas saharauis y plataforma

“Lo que a Canarias le interesa es que se respete lo que establece el Estatuto de Autonomía sobre las aguas canarias, que el Estado cede a Canarias una posición especial en materia de aguas, que se respete nuestra participación en el proceso negociador con la intensidad que en cada momento convenga y que se escucha nuestro punto de vista”, resumió Pérez tras la reunión preparatoria de este lunes. “A partir de la reunión del 29 empezaremos un camino que será largo pero que espero que sea fructífero, y que nos de sobre todo seguridad de buenas relaciones con nuestros vecinos”, destacó. Con todo, Pérez consideró prematuro establecer plazos. “La delimitación de espacios tiene una enorme complejidad, tenemos que determinar por dónde discurre la mediana, estableciendo unas líneas de bases, puede que haya alguna zona donde hay alguna actividad conjunta, actividades de pesca que hay que organizar, por ejemplo la anulación del convenio de Pesca de la UE, hay sensibilidad medioambiental...”. Es decir, materias que determinarán el proceso negociador.

El nacionalista José Miguel Ruano asesora al Gobierno regional en las reuniones técnicas

decoration

Pérez afirmó que en la reunión no se abordó si la negociación entre Madrid y Rabat debe afectar a las pretensiones marroquíes de apropiarse de aguas saharauis, o incluso a la disputa entre ambos países sobre la ampliación de la plataforma oceánica continental, ambas cuestiones afectadas por el derecho internacional internacionales. “No sé si eso compete a esta negociación. En todo caso nuestra negociación es con el Reino de Marruecos para delimitar los espacios marítimos entre ambos países, quizá en algún momento de hable de las aguas saharauis”, afirmó el consejero, quien recordó que la cuestión de la disputa sobre la extensión oceánica está sujeta a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de Naciones Unidas y que tampoco se aborda en esta negociación. “A mi me gustaría transmitir una impresión positiva, pero que es delicado técnica y políticamente y que requerirá ahora un esfuerzo de entendimiento”, resumió Pérez. En todo caso, cree que “todo el derecho internacional conduce a privilegiar las soluciones pactadas”. “Vamos a intentar llegar a un acuerdo y Canarias planteará que se garanticen nuestros derechos, nuestras exigencias y nuestros intereses”.

Melilla, al margen

El representante canario aseguró además que el proceso que se inicia ahora no se verá afectado por las tensiones fronterizas como las que se están viviendo en Ceuta y Melilla, ni por la tragedia en esta última ciudad autónoma con la muerte de 37 migrantes al asaltar la valla para intentar entrar en territorio español. “A mí me ha pesado en el estado de ánimo, pero en la reunión no porque las migraciones tienen otro grupo de trabajo específico entre ambos gobiernos”, aclaró Pérez, quien resaltó que “la situación de Melilla pone de relieve de nuevo la necesidad de mejorar los sistemas de contención de la inmigración”. Una situación que asimiló a lo que pasa en Canarias con la llegada de pateras y cayucos. “El problema no es que alcancen las costas canarias, sino que se juegan la vida en ese intento. Hay que profesionalizar el sistema de contención, que debería ser más sofisticado. La presión de los migrantes por las situaciones de las que quieren escapar en sus países de origen desbordan cualquier obstáculo”, subrayó el consejero canario.

Compartir el artículo

stats