Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Economía de la UE

Italia envía a la Comisión Europea unos presupuestos marcados por el déficit y la deuda pública

El país se encuentra bajo especial escrutinio de Brusela por su alta deuda pública y el cambio de Gobierno

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, durante la presentación de los Presupuestos. Reuters

Los Presupuestos de Italia ya están de camino a Bruselas. El Gobierno de Giorgia Meloni ha confirmado haber transmitido a la Comisión Europea la primera versión de su Documento de Programación de Balance (DPB), en el que presenta sus retos y propuestas presupuestarios para el trienio 2013-2025, incluyendo los más de 21.000 millones de euros previstos para paliar el año que viene las secuelas de la crisis energética para hogares y empresas. Unas medidas que contribuyen a que a partir del año próximo el déficit se eleve al 4,5% del PIB.

La información, comunicada por el Ministerio de Economía italiano, se ha conocido después de que a inicios de esta semana Meloni anunciara su esperado plan presupuestario, que Roma presentó con algunos días de retraso pues el nuevo Gobierno tomó posesión a finales de octubre. Aún así, la Comisión Europea ya ha alertado a Roma de que vigilará en los próximos meses "en profundidad" los desajustes macroeconómicos de 17 países europeos, entre ellos Italia.

De hecho, el país transalpino se encuentra bajo un especial escrutinio de las autoridades europeas precisamente también por el cambio de Gobierno tras de la dimisión del anterior primer ministro, el prestigioso banquero Mario Draghi, quien pactó una serie de reformas a cambio de obtener los préstamos y fondos del plan de recuperación postpandémico europeo, del cual Roma es una de las principales beneficiarias. Además, está muy presente el precedente del rechazo del proyecto de Presupuestos Generales italianos en el otoño de 2018, cuando Bruselas pidió corregir sus cuentas al Gobierno entonces integrado por la Liga de Matteo Salvini, quien también forma parte del Ejecutivo actual. 

Deuda elevadísima  

En el caso italiano, lo que genera particular preocupación es la elevada deuda pública del país, que supera el 150% del PIB transalpino. Existen "altos riesgos para la sostenibilidad fiscal" a medio plazo, subrayó el martes la Comisión en su informe sobre los desequilibrios macroeconómicos de los países del bloque comunitario.

"Los países con los índices de endeudamiento más altos son particularmente vulnerables a los cambios de las condiciones de financiación", añadieron los servicios económicos del Ejecutivo comunitario. "En un escenario de aumento de un 1 punto porcentual entre el diferencia entre el crecimiento y los intereses, la deuda aumentaría en más de 10 puntos porcentuales del PIB para 2023 en Italia, Grecia, España y Portugal", explicaron. 

En respuesta, Roma ha asegurado que las medidas que integran su proyecto de ley presupuestaria para 2023 "no afectarán negativamente" al endeudamiento neto del país. El Gobierno italiano se ha comprometido a "lograr un equilibrio entre la buena gestión de las finanzas públicas y la reactivación del crecimiento económico de forma sostenible", para no tener repercusiones negativas en el rendimiento de los bonos de Gobierno, según ha informado el ministro de Economía, Giancarlo Giorgetti, en su presentación del nuevo Documento de Programación de Balance.

Compartir el artículo

stats