+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

todos los grupos se unen en el parlamento valenciano

Les Corts, contra la naranja de Sudáfrica

Piden al Gobierno que medie para rebajar el impacto del acuerdo

 

EFE
10/11/2016

El pleno de Les Corts aprobó ayer por unanimidad reclamar medidas para defender el sector citrícola ante el Acuerdo de Asociación Económica de la Unión Europea con la Comunidad de Estados de África Meridional, que aumenta el plazo para que Sudáfrica envíe fruta a Europa, entró en vigor el 10 de octubre y está pendiente de ratificación.

De esta forma, el Consell instará al Gobierno a defender el sector citrícola en Europa, con medidas como la revisión del acuerdo para dejar sin efecto la ampliación del periodo de importación de cítricos de Sudáfrica sin aranceles. Además, se pide que la Comisión Europea haga un estudio sobre el impacto de ese acuerdo y adopte medidas compensatorias por las pérdidas económicas de los cítricos europeos, así como líneas de financiación para la reconversión de las variedades tempranas, las más afectadas.

Les Corts reclaman además que la Comisión refuerce los programas de control y vigilancia fitosanitaria en los países de origen y en los puntos de entrada a la UE (la mayoría llegan a través de Holanda), para garantizar que los cítricos procedentes de terceros países pasan los mismos controles que se hacen en los puertos de Valencia o Castellón.

consenso crítico // La iniciativa, que partió del PP, contó finalmente con una redacción consensuada por todos los grupos y complementa un acuerdo de Les Corts de septiembre. Sobre esto, Beatriz Gascó, de Podemos, criticó que el PP «haya intentado reparar la irresponsabilidad de apoyar en el Parlamento Europeo con sus votos el tratado de importación de cítricos». Y la diputada de Compromís Graciela Ferrer lamentó que el Gobierno de España «no hizo los deberes» para defender un sector «clave».

Por su parte, José Ramón Calpe (PP) recordó que en 1989 Vicente González Lizondo llevó una naranja al Congreso para darle visibilidad y lamentó que ni con los gobiernos socialistas ni populares en España el sector citrícola valenciano ha salido beneficiado, y se ha usado muchas veces como «moneda de cambio».

La socialista Sabina Escrig señaló que el acuerdo conllevará una bajada de precios de los cítricos valencianos, además del riesgo de plagas y Domingo Rojo (C’s) aseveró que el perjuicio económico para los citricultores valencianos «es insoportable». H