+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

INCORPORAN A DOS AGENTES EN UN TERCER EQUIPO De control

Benicarló crea una nueva patrulla de vigilancia rural para frenar los robos

Las sandías son el blanco de los ladrones y el pasado año hubo oleadas de hurtos en la zona. La Policía Local incrementa esfuerzos para vigilar las áreas de cultivos antes del inicio de campaña

 

Los concejales Domingo Roca y Ximo Bueno, junto al jefe de la Policía Local, Agustín Parra, presentaron el plan. - SÁNCHEZ

MARÍA JOSÉ SÁNCHEZ
03/06/2017

Los concejales de Policía y Seguridad, Ximo Bueno; y de Agricultura, Domingo Roca, anunciaron ayer la puesta en servicio de la tercera patrulla rural de la Policía Local, que se encargará de reforzar la seguridad en el campo de Benicarló. Ambos ediles coincidieron en señalar que «la iniciativa responde a las inquietudes de los agricultores y al compromiso electoral del equipo de gobierno».

La implantación de la nueva prestación, conformada por dos agentes, llega a pocas semanas del inicio de la campaña de la sandía, un cultivo que preocupa especialmente a los horticultores de la localidad. La fruta es uno de los blancos preferidos de los delincuentes que operan en las partidas rurales del término.

Roca destacó que «la buena sintonía entre la Policía Local y la Guardia Civil ha reducido considerablemente los hurtos en las últimas temporadas» y remarcó que «la nueva patrulla rural comienza a trabajar en un momento que es óptimo cara a reforzar la seguridad de los cultivos».

MÁS VIGILANCIA // El objetivo del Ayuntamiento, en palabras del concejal de Policía, es «consolidar la operatividad del nuevo equipo e incrementar los agentes a cuatro efectivos antes de que acabe la legislatura para que la vigilancia se desarrolle durante toda una jornada». Hasta este momento, eran dos los grupos que inspeccionaban el campo desde la Ratlla del Terme hasta la Partida Surrac, operativo que será afianzado con los apoyos.

Por su parte, el jefe de la Policía Local, Agustín Parra, subrayó que el servicio «permitirá realizar más controles en los momentos en los que coincidan dos patrullas». Además, destacó que estas tienen como gran reto «la lucha contra los robos, la caza ilegal, la vigilancia de las edificaciones rurales y el control de los vehículos que van por los huertos».

Los responsables de Seguridad y Agricultura subrayaron que «la mejora en las estadísticas de seguridad en el campo de Benicarló es gracias a la aportación de agricultores y cuerpos policiales».

REFUERZO CANINO // Asimismo, el jefe del cuerpo policial local señaló que en controles puntuales pueden «precisar de la intervención de los efectivos caninos. Eros, el perro policía de Benicarló, también entrará en acción, al igual que pasa en los registros» que realizan en la ciudad.

Los últimos ejercicios demuestran la efectividad de las medidas aplicadas en cuanto a seguridad en el campo, a pesar de que aún existen episodios de hurtos. De hecho, han detectado una clara tendencia a la baja en los datos que afectan a la delincuencia que existe en el ámbito rural.

Las infracciones en esta materia, a las que la comarca es especialmente sensible, suponen solo un 0,5% del total, con solo siete denuncias durante el año 2016. En este sentido, en ejercicios anteriores se registraron cifras de delincuencia muy superiores, que sumaban un 17% del total.

A pesar de ello, la sandía sigue siendo uno de los cultivos más castigados por hurtos en Benicarló. Durante la temporada anterior, los agricultores sufrieron oleadas de robos que obligaron a incrementar la vigilancia.