+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

DESOLACIÓN EN EL MUNDO FALLERO LOCAL

Benicarló desmonta las fallas a la espera de volver a plantarlas a corto plazo

Las comisiones guardarán los ‘ninots’ en un local cedido por un presidente fallero

 

Los integrantes de la comisión del Mercat Vell, retirando las piezas del monumento que habían montado. - SÁNCHEZ

MARÍA JOSÉ SÁNCHEZ
12/03/2020

La retirada de los monumentos falleros de las comisiones del Mercat Vell y La Barraca protagonizó la jornada de este miércoles en Benicarló, después del anuncio realizado la noche anterior por el president de la Generalitat, Ximo Puig, decretando el aplazamiento de las fiestas de la Fallas en toda la Comunitat. Eso sí, el mundo festero benicarlando ya tiene la mirada puesta en volver a plantarlos lo más pronto posible.

Por el momento, y en base a que hay numerosas agrupaciones que no disponen de un local para guardar sus creaciones, han encontrado una solución. Al respecto, la alcaldesa, Xaro Miralles, explicó que «afortunadamente, Juan Orero, el presidente de La Carrasca, ha tenido un gesto que es de agradecer» y ha puesto a disposición de la Junta Local Fallera unas naves de su propiedad, ubicadas en la carretera de Càlig, para que depositen allí los ninots y todos los elementos y así puedan estar resguardados hasta que comuniquen al consistorio cuando pueden celebrar los festejos». Y añadió que «el fin de semana desmontarán los casales y carpas».

 Sentimientos

«Estamos desolados y tristes porque somos falleros». Con estas palabras definió la munícipe la sensación del ejecutivo local al tener que enfrentarse a la suspensión temporal de las fiestas, que resumía también el sentimiento colectivo del mundo fallero benicarlando.

La alcaldesa compareció en rueda de prensa junto al concejal de Fiestas y Fallas, Pedro Manchón, y el de Seguridad y Servicios Públicos, Ilde Añó, para informar sobre las primeras medidas y actuaciones que están llevando a cabo como consecuencia del aplazamiento de las celebraciones previstas para este mes. «Estamos ante una emergencia sanitaria internacional y aplicaremos las directrices que marquen las autoridades competentes», aseguró la primera edila, quien avanzó que intentarán «minimizar el impacto económico, porque son muchos los sectores que se verán afectados por la medida», ya que la misma no repercute únicamente en el fallero, sino también en el comercial y el hostelero.

Pese al aciago panorama, tanto Miralles, como Manchón y Añó, expresaron su firme convicción de que el colectivo fallero «logrará sobreponerse y salir adelante».

En este sentido, el concejal de Fallas puso en valor la capacidad de reacción y movilización de las agrupaciones josefinas que, en más de una ocasión, «ha superado imprevistos y ahora, aunque la sanidad sobrepasa cualquier factor, también lo hará; entre todos los conseguiremos», señaló,

Días no lectivos

Los escolares de Benicarló no acudirán a clase los días 17, 18, 19 y 20 de marzo. El motivo no es el coronavirus, sino que las jornadas de vacaciones estipuladas en el calendario escolar de la localidad. «Las clases, de momento, al margen de esos días, no se suspenden, porque es algo que no compete al Ayuntamiento y esperamos instrucciones de la Conselleria».