+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

la eficaz iniciativa forma parte de la política medioambiental del ayuntamiento

Betxí tira del pastoreo como aliado para prevenir incendios y la gota fría

Las ovejas han actuado en el cauce del río y barrancos, y seguirán todo el año . Cuenta con los servicios de un pastor con 300 ‘desbrozadoras naturales’

 

Miguel Benedicto, con su rebaño de ovejas, que ‘desbrozan’ Betxí. - MEDITERRÁNEO

MERCHE MARTINAVARRO
03/09/2017

Betxí ha encontrado en las ovejas a un gran aliado en la prevención de los incendios forestales y como complemento a las actuaciones llevadas a cabo desde el consistorio. Consciente de la enorme utilidad del pastoreo para evitar fuegos en el monte, una actividad eficaz a la par de económica, el Ayuntamiento ha contactado con un vecino del municipio, Miguel Benedicto, que cuenta con un rebaño de 300 ovejas para que estas actúen como desbrozadoras naturales en la limpieza del cauce del río y barrancos, así como de los montes con el fin de evitar incendios y cara a una gota fría. La colaboración, como explicó el alcalde, Alfred Remolar, empezó en junio y se prolongó en julio, si bien en agosto el rebaño pastó en otras zonas de la provincia, y regresará en unos días al municipio, donde permanecerá hasta agosto del 2018.

«Han actuado en tres zonas hasta el momento, en el río seco, en el barranco de Sant Joan y en el barranco de les Vinyes de Piquer», comentó el primer edil. Con la ayuda de la brigada municipal, que con el tractor abrió dos pasos que se encontraban inaccesibles, las ovejas han estado haciendo su trabajo. Y es que, como destacan, con su ir y venir diario por los campos, las ovejas actúan como eficaces limpiadoras en los montes. Simplemente alimentándose, evitan que la maleza y la hierba seca se convierta en combustible para los incendios forestales, cuyo riesgo se incrementa durante el periodo estival.

SOLARES PRIVADOS // Además de actuar en las montañas, también desbrozan solares de particulares. «De este modo, si hay un incendio se corta rápido y si no puede ser un auténtico desatre», explica Benedicto. Este pastor de 60 años, natural de Teruel pero afincado hace años en Betxí y que lleva media vida recorriendo los montes con su ganado, insiste en la necesidad de mantener los campos en las condiciones idoneas, pues de lo contrario se pueden convierten en un auténtico polvorín en caso de incendio. «Es un gran peligro cómo estan en la actualidad», lamenta.

El pastoreo es una actividad que en otras comunidades se utiliza como complemento a los planes contra incendios. Es el caso de Andalucía, donde abren los cortafuegos al pastoreo; o en Aragón, donde las autoridades confían en la gestión de pastores y ovejas enfocados al mantenimiento de los montes. «En la Comunitat también deberían aplicarlo», afirma. La iniciativa es un reflejo de la política ambiental que lleva a cabo el equipo de gobierno que lidera Remolar, que apuesta también por el reciclaje.