+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

OTRA TARDE TAURINA EN LA VILA

Los ‘rodaors’ se lucen en Almassora con tres astados que ofrecen juego y nobleza

La tercera res da un susto al puntear a un participante en el glúteo derecho. El torero local Jonathan Varea es ovacionado con su arte sobre el coso

 

El novillero local Jonathan Varea recibió una cerrada ovación. - GABRIEL UTIEL

Los ‘rodaors’ mostraron su talento y ofrecieron espectáculo. - GABRIEL UTIEL

PATRICIA RODRÍGUEZ
22/05/2013

Ayer la vuelta al ruedo fue para el maestro Pepe Luis Vázquez; pero no sobre la arena de Almassora, sino sobre el albero de su Maestranza como homenaje póstumo. Sevilla se quedaba huérfana del torero que consiguió fusionar el arte de la Escuela Sevillana con la técnica de la Rondeña.

Huérfano también era el José Luis Pereda que ayer abrió la tarde en la Picaora. Sin embargo, al número 11 lo adoptaron a su salida del cajón Raulillo y El Bicho al alimón. El ejemplar respondió a los cites con nobleza ante sus patrocinadores: La Pau, Bugs Bunny, Pensat i Fet, Amics, Més que amics, Om Blanch, Suso, Gandia y l’Engravà. Templanza demostraron El Pincho y César Palacios con el Luis Algarra que salió en segundo lugar. La res, de El Duro, T’Empujen, La Tregua, La Tabarra y El Racó, se movió muy bien.

Torero de la calle es Borja Gimeno que, además, era anfitrión de Blanquito. El de Núñez del Cuvillo, de El Trasto, cumplió bien y la plaza Mayor se convirtió en un improvisado coso para el novillero local Jonathan Varea. El toro dio un susto a un aficionado, al que dio un puntazo en el glúteo derecho, pero pudo irse a casa. H