+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TURISMO

Morella rehabilita como reclamo turístico sus cárceles municipales del s.XIV

El proyecto de restauración y contenido del museo tiene un presupuesto de 61.468 euros

 

La localidad castellonense de Morella ha iniciado la rehabilitación de las cárceles del edificio del Ayuntamiento - MEDITERRÁNEO

R. D.
10/10/2018

La localidad castellonense de Morella ha iniciado la rehabilitación de las cárceles del edificio del Ayuntamiento para hacerlas visitables al público y dar a conocer la historia de este inmueble construido en el siglo XIV.

El proyecto de restauración y contenido del museo tiene un presupuesto de 61.468 euros y se marca como objetivo incrementar el atractivo turístico del Consistorio morellano, galardonado con el premio Europa Nostra por la recuperación arquitectónica del patrimonio, han informado fuentes municipales en un comunicado.

La rehabilitación prevé tanto la restauración de las cárceles como todo el contenido que albergará con proyecciones audiovisuales y paneles explicativos de esta parte del inmueble.

El proyecto también realizará un seguimiento arqueológico de la actuación, particularmente de la celda originaria en la que se tratarán los grafitis de las paredes, que datan del siglo XIII.

La rehabilitación de las cárceles refuerza los puntos de interés turístico de la capital de Els Ports, junto a las ya visitables Salas de Justicia, del Consejo y la Lonja, en el propio Ayuntamiento, y la Red de Museos de Morella con el Castillo, la Basílica Arciprestal, las Torres de Sant Miquel y el museo Temps de Dinosaures.

La concejala de Cultura, Rocío Querol, ha destacado que las cárceles "son una parte muy importante de este edificio. Hasta ahora habían albergado oficinas del Ayuntamiento pero con este proyecto se podrán visitar y dar a conocer la historia de esta construcción del siglo XIV".

Las cárceles de Morella estaban divididas en dos secciones, una para mujeres y otra para hombres, y se utilizaron hasta la Guerra Civil y durante el franquismo.

Estos espacios se rehabilitaron parcialmente en 1992 en la restauración que tuvo el edificio.