+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

final de la temporada en la comunitat valenciana

Onda se erige en capital taurina tras un encierro de récord, con un herido

La vibrante carrera culminó con una ovación cerrada con la llegada de los animales al Raval de Sant Josep. Un vecino de la localidad de 36 años está ingresado grave en la UCI de La Plana con una contusión torácica

 

P. RODRÍGUEZ // R. DANIEL
26/10/2014

El último de los encierros de la Fira d’Onda 2014 se saldó con un herido grave, que fue traslado al Hospital de La Plana e ingresado en la UCI por una contusión torácica. Se trata de O. M. P., de 36 años y vecino de la localidad. El incidente se produjo en la calle Ecce Homo, donde este aficionado ondense fue arrollado.

La localidad reunió ayer al mundo del encierro en su última cita de la temporada en la Comunitat Valenciana. Su última oportunidad de tocar pelo pero también de celebrar que el mundo del toro había sido generoso con ellos. Estaban allí. En corrales les esperaba el lote de la ganadería Los Bayones reseñado por el Consell de Festes, el tercero de esta edición de los festejos. Sin embargo, solo cinco toros enfilaron el Camí Castelló a las 12.00 horas, al ser descartado uno por no estar en las condiciones adecuadas, según fuentes de la organización. Sobre el asfalto les esperaban miles de personas procedentes de toda España. Así, se superaron ampliamente las cifras de las jornadas anteriores en Onda.

Los cinco ejemplares salieron hermanados con los cabestros por el Camí Castelló. Tras pasar por La Safona sembraron peligro en la calle San Miguel al barrer la parte derecha de la acera, mientras un toro iba tomando distancia por la calle del Carmen.

La manada se estiró tras pasar por la curva y así recorrió la calle Ecce-Homo, en la que se concentró la mayor cantidad de corredores. Precisamente allí fue cuando se produjo la caída del varón que resultó herido grave. El encierro continuó hasta el Raval, donde la torada entró en los corrales con una ovación cerrada poco más de dos minutos después de que sonaran las carcasas anunciadoras.

Por otra parte, amigos y aficionados de un recortador fallecido recientemente por una cogida en Illana, lo recordaron con un ramo de flores, ataviados con camisetas conmemorativas.

A continuación, se soltaron dos toros del encierro. El primero de ellos dio un susto a un aficionado que estaba dentro del cadafal. También se exhibió un tercero de la ganadería Herederos de Gregorio Garzón Valdenebro, patrocinado por la peña Stan-k, del que cabe destacar la espectacular salida que protagonizó el animal, con Travili sobre la arena.

Ya por la tarde se lidiaron los tres toros restantes del encierro con salidas desde el Raval, el Plà y la U. El último, marcado con el número 4, ofreció una buena actuación, arrancándose de largo en el Raval a las chaquetas que se le presentaban. El Madrid-Barça restó aficionados y rodaors a la última tarde taurina. Pero la jornada se prolongó con emboladas, que también congregaron a gran número de gente. Al igual que la feria medieval situada en la Plaza de España, que atrajo mucho público y continuará hoy abierta.

La Fira d’Onda llegará hoy a su fin con diversos actos, como los vehículos antiguos que recorerrlan las calles del centro de la localidad, el encuentro de gigantes o cabezudos y, el más destacado de la jornada, el desfile de carrozas, tras el que se disparará la traca final y un castillo de fuegos artificiales. H