+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ALMASSORA

La readjudicación del Regina Violant se hará con «urgencia»

El conseller Marzà no concreta plazos para resolver el contrato aún en vigor

 

El futuro colegio Regina Violant lleva meses sin avances en sus obras. - GABRIEL UTIEL

M. MIRA comarcas@epmediterraneo.com ALMASSORA
24/01/2018

El conseller de Educación, Vicent Marzà, aseguró ayer en una visita a Betxí que lo tienen «clarísimo». Si la empresa adjudicataria de las obras de construcción del CEIP Regina Violant no renuncia a la ejecución del proyecto, rescindirán «el contrato de manera forzosa», aseguró, al tiempo que se comprometió a «priorizar» la nueva adjudicación, de manera que el proceso administrativo se haga de manera «urgente».

El conseller es consciente del «malestar» que afecta a la comunidad escolar, aunque insistió en que «ha sido en esta legislatura cuando se ha avanzado el proceso de contratación y se han iniciado las obras». En sus declaraciones no queda margen de duda. La única responsable de la actual situación es «la propia empresa, que a mitad del proyecto decidió dejar de trabajar».

SITUACIÓN IRREVERSIBLE / Ante este incumplimiento han sido sucesivas las advertencias del área de Educación, pero también infructuosas, de ahí que Marzà se muestre tajante a la hora de señalar a la irreversibilidad del escenario. A su parecer, solo caben dos opciones: que la mercantil renuncie voluntariamente, o que le fuercen a hacerlo denunciando todos sus incumplimientos.

Para el conseller del área, de este caso lo que no deja margen a mayor negociación es el hecho de estar tratando con dinero público, que definió como «sagrado», y porque de ello depende la recuperación de la normalidad en la vida escolar del centro, «que lleva años y años en barracones». Una anomalía contra la que, según Marzà, se ha estado trabajando desde el primer momento.

Educación ha notificado a la firma el último plazo, el que la emplaza a la renuncia. Si no da cumplimiento, se pondrá en marcha la maquinaria legal para agilizar el proceso y evitar nuevos retrasos en la ejecución.