+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

INCIDENTES EN EL 9 D'OCTUBRE

La Policía abre investigación por las agresiones en València

Desde la delegación del Gobierno en la Comunitat condenan "rotundamente las agresiones" y defienden la labor de los cuerpos de seguridad

 

El delegado del Gobierno insistió en que la Policía "preservó la seguridad y la integridad física de los manifestantes". - EFE

EFE
10/10/2017

El delegado de Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha anunciado que la  Policía ha abierto una investigación por unas agresiones en la manifestación de la Comissió 9 d'Octubre en València que condena "rotundamente".

Este anuncio lo ha realizado Moragues en la misma red social en la que ayer retuiteó un mensaje de la Delegación del Gobierno que dirige en el que se agradecía el trabajo de la Policía "que ha garantizado la seguridad e integridad física de los manifestantes" de la Comissió 9 d'Octubre.

Compromís, Podemos y Esquerra Unida han pedido la dimisión del delegado del Gobierno como responsable de los agresiones de ayer por parte de simpatizantes de extrema derecha y ultras contra asistentes a la manifestación de la Comissió 9 d'Octubre.

Moragues ha dicho a los periodistas en Alicante que las agresiones fueron "puntuales" y "previas" a la marcha oficial, y ha explicado que la investigación policial tratará de identificar a los autores de las mismas.

El delegado ha insistido en que la Policía "preservó la seguridad y la integridad física de los manifestantes" y permitió que la propia marcha se desarrollase, "dentro de la tensión que había, con normalidad y sin altercados destacables".

Según Moragues, el dispositivo policial de ayer contó con un refuerzo de 100 agentes de Policía Nacional de fuera de València, así como con la presencia de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

El delegado ha dicho que la única manifestación comunicada y autorizada era la convocada por la Comissió 9 d'Octubre, a la que se le unieron "unas 300 personas de la CUP" o "independentistas" en la Plaza San Agustín, lugar de inicio de la marcha en la que se llegaron a aglutinar mil ciudadanos.

Moragues ha añadido que hubo otra concentración no autorizada por parte de "grupos ultra de extrema derecha" en puntos cercanos a este inicio, lo que obligó a los agentes a acordonar tanto a estos como a los "independentistas".

El delegado ha insistido en numerosas ocasiones en que las agresiones fueron "previas" y "puntuales", ha agradecido la labor de la Policía Nacional y ha precisado: "No podemos poner un policía en cada una de las esquinas de la ciudad de Valencia".

Moragues ha querido trasladar un mensaje de "sensatez y tranquilidad" y ha apelado a la "responsabilidad" de los dirigentes políticos valencianos para que sus declaraciones públicas sean "sensatas y razonables" y que, "en ningún caso, agiten y promuevan la crispación".

"La sociedad valenciana, derivado del proceso secesionista catalán, está muy tensionada social y políticamente, y lo que necesitamos es sentido común", ha manifestado. Preguntado sobre por qué no hay detenidos, ha respondido que "lo principal era que la manifestación transcurriese con normalidad" y ha informado de que no tienen constancia de que hubiera heridos, ni se produjeron cargas policiales.

También ha resaltado la colaboración con los organizadores para decidir terminar la manifestación en la Puerta del Mar por seguridad y el gesto de la Policía Nacional para prestar la megafonía de un coche patrulla para la lectura del manifiesto final.

Al respecto de la petición de dimisión que han realizado Compromís, Podemos y Esquerra Unida, Moragues ha contestado que había una concentración autorizada y dos que no lo estaban, y que el dispositivo policial "fue suficiente".

La protesta convocada por "los independentistas de la CUP" se entendió que, al ser "en el mismo punto y misma hora" que la oficial, se sumaba a ella, mientras que la de grupos de extrema derecha la conocieron "por redes sociales" y se tuvo en cuenta "para acordonarlos y que no hubiese enfrentamientos", ha explicado.

Por último, ha pedido a la Comissió 9 d'Octubre que reconozca la labor de la Policía Nacional y ha vuelto a reclamar "sensatez y diálogo" a los responsables políticos para que "no se produzca el efecto contagio de lo que está sucediendo en Cataluña en la Comunitat".

"Los que vivimos la procesión cívica por la mañana percibimos claramente que la sociedad valenciana está tensionada política y socialmente, que hay crispación" y "lo que queremos es reconducir la situación", ha apostillado.

Sobre si debería erradicarse la presencia de grupos fascistas en la procesión cívica del 9 d'Octubre todos los años, Moragues ha afirmado que "hay que erradicar cualquier presencia de un grupo violento o extremista".