+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Empleo

Los gestores alertan de que 200.000 afectados por erte serán despedidos antes de acabar el año

El presidente del Colegio, Fernando Santiago, también anticipa una pérdida de 150.000 autónomos en los próximos meses

 

Sillas de una terraza de un bar amontonadas en la puerta, este miércoles. - ELISENDA PONS

EL PERIÓDICO
18/10/2020

Entre 200.000 y 300.000 trabajadores como mínimo podrían quedarse en paro entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre de este año al decaer el compromiso de empleo de seis meses al que estaban obligadas las empresas que se acogieron a los primeros expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por la pandemia, según cálculos del presidente del Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos de España, Fernando Santiago, facilitados a Europa Press.

Desde el Colegio de Gestores llevan meses insistiendo con esa cifra de los 300.000 posibles despidos, hasta el punto que mantienen el mismo número desde el mes de junio. Con la segunda ola de contagios de por medio y las sucesivas y diferentes prórrogas de los ertes. Hasta un total de 3,4 millones de trabajadores llegaron a estar en un expediente de suspensión en el momento álgido del confinamiento.

"Prevemos que haya una gran cantidad de despidos en los próximos meses porque está empezando a decaer ese compromiso, abriéndose la veda del despido", afirma Santiago, que indica además que un porcentaje elevado de los trabajadores que se irán al paro hasta fin de año se debe al vencimiento de dicha limitación jurídica y otro porcentaje obedece a que la última prórroga de los ERTE no mantuvo las exenciones para todas las empresas que ya se encontraban en un procedimiento de fuerza mayor, sino sólo a las de determinados sectores.

A finales de marzo el Gobierno, la patronal y los sindicatos firmaron el primer acuerdo para los ertes de la covid. Según este, todas aquellas empresas que se acogieran a un erte debían comprometerse a no efectuar despidos en los seis meses posteriores a la finalización de dicho erte. Una contrapartida exigida por el Ejecutivo y los sindicatos a las empresas, dado el coste para el erario público de las ayudas a los ertes de la covid.

En las prórrogas sucesivas hubo una rebaja de dicho compromiso y la última interpretación del mismo dicta que la compañía podrá efectuar despidos una vez el trabajador objeto de cese cumpla seis meses fuera del erte. Pudiendo la compañía mantener la suspensión, si la requiriese, para el resto de la plantilla.

Caída de autónomos

A estos 200.000 o 300.000 trabajadores que pasarán a engrosar las listas del desempleo hasta final de año podrían sumarse otros 150.000 empleados a cargo de trabajadores por cuenta propia, ya que, según Santiago, "por cada dos autónomos que caen, se destruye un puesto de trabajo" y la previsión es que desaparezcan hasta 300.000 negocios.

Pero todo esto, precisa el presidente del Consejo General de los Colegios de Gestores Administrativos, sólo sería el primer tramo de despidos que están por venir, pues, según ha explicado a Europa Press, habrá un segundo tramo de despidos hacia febrero-marzo tras producirse la apertura judicial de los concursos de acreedores y un tercer tramo cuando las empresas que se acogieron a créditos ICO tengan que devolver el principal.

Y todo ello, ha señalado, sin contar los efectos sobre el empleo de las restricciones que se están tomando a nivel autonómico para hacer frente a la pandemia, con reducciones de aforo en la hostelería o incluso el cierre de locales.