+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

tercera división

Después de Castells y Herrera, un portero... y una sorpresa

Escobar suspira por alguien que compita con Zagalá, sin descartar un extremo izquierdo

 

JUANFRAN DE LA OSSA
23/01/2018

Ha tardado, pero Cristian Herrera, es decir, el delantero polivalente y goleador que había pedido Sergi Escobar, ya es del Castellón. Es el segundo refuerzo invernal después del mediocentro físico, concretado en el regreso de Marc Castells, aunque el mercado todavía no se ha cerrado. Un portero que eleve la competencia bajo los palos (el club suspira por juntar a Álvaro Campos con Alejandro Zagalá) es la prioridad, sin descartar alguna sorpresa de última hora, como un extremo, un futbolista del perfil de Javi Serra para el carril izquierdo.

Es vox pópuli que Campos es el objetivo número uno para la portería. Aunque puede salir del Ontinyent sin obstáculos porque una cláusula de su contrato así lo estipula (siempre que sea a un equipo de inferior categoría), debe pactar su marcha de un club donde es fundamental y donde ha llevado el brazalete de capitán. Por otro lado, el acuerdo entre el meta y el Castellón no parece cercano, debido a importantes diferencias en la retribución y en la duración del contrato.

Además del portero, Escobar tampoco le haría ascos a un extremo izquierdo, a un jugador del perfil de Javi Serra para la banda izquierda, ya que Juanjo Gracia no ha terminado de dar el rendimiento esperado (dista de ser indiscutible para el técnico almazorense). No es una necesidad extrema, pero tampoco está absolutamente descartado.

EN CUARENTENA // Los debuts de los dos fichajes de enero hasta la fecha, que compensan las despedidas de Javi Zarzo (Ontinyent), Nico Pascual-Leone (Roda) y David Guinot, están aún en el aire. Castells depende de que llegue el transfer de la federación ucraniana y Herrera, de que el club libere una de las fichas para mayores de sub-23... a no ser de que la documentación del centrocampista no llegue esta semana y el gerundense utilice el hueco de Nico, con lo que el de Sueca debería aguardar a que el Castellón habilite otra licencia. En cualquier caso, el elegido para marcharse es Rubén Fonte, aunque el burrianense y el club todavía están lejos de un acuerdo económico para la rescisión del contrato.

Luego, la incorporación del portero y/o la de otro futbolista, siempre que no sea sub-23, debe ir acompañada de otra baja (que no sea sub-23). Todo hace indicar a que sería uno de los mediapuntas, por la abundancia de futbolistas para esa demarcación. De forma paralela, el Castellón, sin Javi Zarzo ni Guinot, tiene tres fichas sub-23 desocupadas. Una de ellas será para David Colomer, asentado en el primer equipo ya no de forma provisional.