+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

TENIS

Rafael Nadal: "Para mí, lo que decida Toni estará bien"

El tenista habla en Acapulco del próximo fin de la colaboración deportiva con su tío

 

Rafael Nadal, entrenando en Acapulco. - EFE / CECILIA CASLA URTEAGA

JOAN CARLES ARMENGOL
25/02/2017

Ni un reproche. Rafael Nadal no tiene ni un reproche que hacer a su tío Toni, que ha conducido su carrera deportiva desde que a los tres años empuñó una raqueta y que hace un par de semanas anunció por sorpresa que dejaría de ser su entrenador al final de esta temporada. Rafael, el sobrino, ha hablado en vísperas del torneo de Acapulco (México) y ha justificado las intenciones de su tío y entrenador sin poner ni un pero. "Lo que él decida estará bien para mí", ha asegurado el actual número 6 del mundo.

"Me siento cómodo con lo que decida si es lo mejor para él", ha añadido el tenista, en un acto publicitario en la ciudad costera mexicana. "Mucho antes que mi entrenador es mi tío, una persona a la que quiero y que ha estado toda mi vida conmigo. Desde los tres años he convivido diariamente con él y me ha ayudado decisivamente a conseguir lo que he hecho hasta ahora, y le estoy muy agradecido", ha añadio Rafael Nadal, que regresará esta próxima semana a las pistas tras jugar y perder la final del Abierto de Australia en Melbourne ante Roger Federer.

"LO QUE LE HAGA FELIZ"

Nadal empieza en Acapulco (torneo que desde el 2014 se juega en pista rápida) la gira que le llevará a los Masters 1.000 de Indian Wells (California) y Miami (Florida), antes de empezar el circuito de tierra batida que le debe conducir a intentar conquistar su décimo título en Roland Garros. Pero el tema de este sábado era más conocer su reacción a los cambios en su equipo de preparadores que sus objetivos deportivos, que fiel a su estilo serán "semana a semana".

"Toni debe hacer lo que le haga feliz", ha asegurado Rafael, volviendo al asunto de su tío. "Quizá ha pensado que es el momento de tener otras prioridades. La academia que tenemos en Manacor puede ser una prioridad para él, siempre le ha gustado enseñar tenis a los niños. Él mismo tiene tres hijos, y dos juegan a tenis, y seguro que le gustará trabajar con ellos y estar a su lado. Son un cúmulo de razones. Quizá también está cansado de viajar y le apetece estar más en casa. Para mí, lo que decida él estará bien", ha insistido Rafael.

El tenista ha valorado con naturalidad la nueva situación que se le planteará a final de curso, cuando espera seguir contando con el mismo equipo de trabajo, excepto Toni. "Habrá que hablar con Carlos (Moyà), que también tiene tres niños, y con Francis (Roig), que tiene una academia, pero espero que todo siga igual".

"TAMBIÉN TENGO PADRES"

Sobre la influencia que en su educación, además de su preparación tenística, ha ejercido en todo este tiempo Toni, Rafael ha destacado también el resto del entorno familiar. "Tengo padre y madre también...", ha asegurado entre risas. "La educación viene de tu entorno general, y este ha sido muy importante. Padres, abuelos, hermanos, otros tíos... Es importante tener buena gente a su alrededor para quien, además, tu no seas el centro de todos ellos. Tuve un tío futbolista que jugó en el Barça y en tres Mundiales, y eso ayudó a mi familia a ver las cosas con calma y a tomarlas con naturalidad. Eso ha contribuido a haber tenido una buena educación y creo que soy una persona estable, sin grandes euforias en los éxitos ni grandes dramas en las derrotas".

Esta estabilidad lleva al Nadal tenista a no lanzar grandes pronósticos ni para el torneo de Acapulco, donde se encontrará a otros cinco jugadores de los 10 mejores (Djokovic, Raonic, Cilic, Thiem y Goffin), además de Zverev y Del Potro, ni para su hipotético décimo Roland Garros: "Si hago las cosas bien todo el año y llego bien preparado espero generar otra opción para luchar en París por un torneo que se me ha dado bien históricamente. Pero voy sin obsesiones ni objetivos marcados de antemano, solo sé que en este 2017 he sido feliz todas las semanas que he jugado".