+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Resultados primer trimestre

Dia cifra sus pérdidas en 144,4 millones a la espera del resultado de la opa

La opa de Mijail Fridman sobre la cadena cerró ayer el plazo de aceptación

 

Dia cifra sus pérdidas en 144,4 millones a la espera del resultado de la opa -

Sara Ledo
14/05/2019

Dia ha registrado unas pérdidas netas de 144,4 millones de euros en el primer trimestre del año 2019, frente a la caída del 16,2 millones de euros producida un año antes, mientras que sus ingresos se redujeron un 7,2%, hasta situarse en 1.664,6 millones. La compañía ha anunciado estos resultados justo un día después de que terminase el plazo de aceptación de la opa del magnate ruso Mijail Fridman sobre la cadena.

Los resultados conocidos este martes están en línea con los publicados por el grupo hace unas semanas que estimaron unas pérdidas entre 140 y 150 millones de euros y que tuvieron como consecuencia la solicitud primero de la reducción del nivel mínimo de aceptación de la opa del 35,5% del capital al 21% y después su completa eliminación. El fondo Letterone se aferró a los malos resultados para mantener el precio de 0,67 euros por título como 'precio equitativo' en vez de elevarlo a 3,73 euros, y la CNMV le dio la razón.

Como también había anunciado entonces la empresa, las ventas comparables soportaron una caída del 4,3%, comparado con el 3,8% de reducción del año anterior. Una tendencia a la baja que Dia achaca al "al impacto negativo que la incertidumbre que rodea a la situación financiera de la compañía ha tenido en nuestros proveedores". En concreto, se refiere la cadena a las cuentas anuales publicadas a principios de febrero que afloraron su situación de quiebra técnica y alertaron sobre una posible disolución en el corto plazo.

Pero también, los vencimiento de la deuda y el riesgo de financiación, la incertidumbre por el resultado de la junta de accionistas, los comentarios de las agencias de rating y el "ruido general" que llevó a una "percepción pública negativa" de la compañía, resultaron en "fuertes decisiones de reducción de riesgo tomadas por compañías de seguros comerciales en ese momento, que resultaron en un endurecimiento de las condiciones de proveedores que comenzaron a impactar negativamente en la cadena de suministro, conduciendo a un sustancial incremento de los niveles de faltas de producto en nuestras tiendas y almacenes, lo que en última instancia se tradujo en menores ventas".

La realidad es que la compañía atraviesa una semana fundamental para el devenir futuro. En un plazo máximo de siete días, el regulador dará a conocer los resultados de la oferta, un tiempo en el que el magnate ruso deberá convencer a los bancos acreedores sobre todo al Santander que es el más reticente, según apuntan fuentes del mercado- para poder realizar la ampliación de capital y evitar la entrada en preconcurso de acreedores antes del próximo lunes 20 de mayo. El préstamo sindicado de la deuda caduca el 31 de mayo.

El grupo ha pasado de unos fondos propios negativos de 166 millones a cierre de 2018 a unos de 308,5 millones de euros. La deuda financiera neta ascendió hasta los 1.702 millones de euros, lo que supone un incremento de 251 millones respecto al cierre del año 2018.