+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Mercado regulado

La factura de la luz se abarata en 2019 tras dos años de subidas

El año pasado se pagó el tercer recibo más barato de los últimos diez años, tras una caída del 7,5% respecto a 2018

 

Instalación de contadores de electricidad digitales en una comunidad de vecinos. / -

SARA LEDO
02/01/2020

Tras dos años de crecimiento , la factura de la luz da un respiro a los 11 millones de consumidores que están en el mercado regulado los otros 18 millones que están en el mercado libre tienen un precio pactado con las comercializadoras--. El recibo de electricidad se abarató un 7,5% en 2019, después de dos años de subidas, y se situó como la tercera factura más barata de los últimos diez años, después de la del 2010 y del 2016.

El año se cerró con una factura anual para una familia tipo con 4,4 kilovatios de potencia contratada y un consumo de 3.500 kilovatios-hora fuese de 726 euros, según los datos del experto en energía, Francisco Valverde. Una cifra por debajo de la media de los últimos cuatro años (760 euros) y casi 60 euros menor que la factura de 2018, la segunda más alta de la década.

Según el consultor, entre los años 2011 y 2018, la factura de la luz se situó entre los 750 y los 800 euros con dos excepciones: 2010, cuando el precio del recibo fue de 632 euros, y 2016, cuando se situó en 701 euros.

No obstante, según los últimos datos de Eurostat relativos a la primera mitad de 2019, el precio de la luz para los hogares españoles sigue siendo el quinto más elevado de la Unión Europea por detrás de Alemania, Dinamarca, Bélgica e Irlanda y por encima de la media comunitaria. Pero no siempre fue así. En 2007, los hogares españoles contaban con uno de los recibos más baratos del continente.

La caída en el precio de la factura está motivada por un descenso de precios en el mercado eléctrico. Así, el precio de la electricidad supone alrededor del 35% de la factura y a él hay que añadir otros componentes como peajes, cargos e impuestos. Con todo, el mercado mayorista cerró 2019 a 47,68 euros el megavatio hora (MWh), según el OMIE. Un 16,7% menos que un año antes cuando el precio se alcanzó los 57,29 euros.

Este abaratamiento de la electricidad se debe a la caída de precios del gas natural que supuso la salida del carbón de la producción eléctrica. Además, en el último mes del año el paso de las borrascas Elsa y Fabien por la península impulsó una mayor producción eólica e hidráulica y, por ende, una caída de precios todavía mayor. Diciembre se cerró con un precio de 33,80 euros en el mercado mayorista y una factura mensual de 56,5 euros, la más barata de los últimos nueve años (en 2010 el precio fue de 55,7 euros), según Francisco Valverde.