+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ESTADO DE ALARMA

El Gobierno firma con las operadoras un acuerdo para garantizar la conectividad

El teléfono de atención sanitaria será gratuito y se ampliarán sin coste los servicios a los usuarios

 

La vicepresidenta y inistra de Economía, Nadia Calviño, en una imagen de archivo. - EFE EPA ERIK S LESSER

EL PERIÓDICO
20/03/2020

La vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha firmado un acuerdo con las principales operadoras españolas -- Cellnex, Euskaltel, MásMóvil, Orange, Telefónica, Vodafone y Aotec para garantizar la conectividad, las capacidades de operación y supervisión de las redes y la agilidad de respuesta ante incidentes, especialmente en lo que respecta a las redes que dan soporte a los servicios de emergencia durante el confinamiento en España.

Según el acuerdo firmado hoy, durante el periodo de duración del estado de alarma las llamadas realizadas al número de atención sanitaria 061 serán gratuitas para el cliente e igualmente gratuitas en interconexión para los operadores, asumiendo cada uno de ellos sus propios costes de red.

Además, los operadores se comprometen a desarrollar medidas especiales para ampliar, sin coste adicional para el usuario, servicios asociados a los contratos de conectividad de telefonía móvil de los clientes particulares, autónomos y pequeños negocios, siempre sujeto a un uso adecuado del servicio y a que no se ponga en riesgo la prestación general del servicio.

También se comprometen a mantener activos los canales de atención a los clientes, a enriquecer con contenidos adicionales los paquetes audiovisuales que ofrecen a sus usuarios y a contribuir a las medidas que desarrolle la Administración para el fomento del trabajo a distancia, enseñanza a distancia y atención sanitaria remota.

El acuerdo también recuerda la importancia de fomentar el uso responsable de los servicios de comunicaciones para que no se ponga en riesgo la integridad de las redes, en particular, la aplicación de las medidas legales contra el tráfico no permitido y el tráfico irregular con fines fraudulentos en comunicaciones electrónicas.