+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REUNIÓN EN BRUSELAS

Guindos: "Lo que hace que las empresas se vayan es la irracionalidad de la Generalitat"

El ministro de economía, Luis de Guindos, culpa a las políticas del Govern por la salida de bancos y compañías y lanza un mensaje de calma a los ahorradores y asegura que pueden estar "perfectamente tranquilos"

 

Ministro de economía, Luis de Guindos. - JOSÉ LUIS ROCA

EL PERIÓDICO
09/10/2017

La situación en Catalunya y la posible Declaración Unilateral de Independencia (DUI) no figuran en la agenda de la reunión de los ministros de economía y finanzas de la zona euro (Eurogrupo) de este lunes en Luxemburgo. Pero si algún colega le pregunta al ministro de economía español por la situación, Luis de Guindos tiene muy claro lo que le va a responder: que la independencia no va a tener lugar, que el ejecutivo español lo tiene todo "analizado" y "preparado" y que la avalancha de salidas de empresas y bancos se debe a la "irracionalidad y radicalidad" de las políticas del Govern.

 

Según el ministro, la fuga de compañías "fundamentales y tradicionales del tejido industrial y empresarial  catalán" no se debe tanto al escenario de independencia que persigue la Generalitat, y que considera irrealizable, como a la "irracionalidad y la radicalidad de las políticas que ha implementado" el Govern de Carles Puigdemont. "Lo que hace que estas empresas se vayan de Catalunya, que es una situación muy triste, es fundamentalmente la irracionalidad, la irresponsabilidad y la radicalidad de las políticas de la Generalitat. Esa es la razón fundamental", ha advertido a su llegada a la sede del Consejo en Luxemburgo.

 

Guindos también ha aprovechado para lanzar un mensaje de calma a los depositantes de los bancos catalanes. Pueden estar "perfectamente tranquilos. Ha habido un cambio de domicilio. Son bancos que siempre van a tener el paraguas del Banco Central Europeo", ha explicado insistiendo en que lo único a lo que está llevando la situación actual es al empobrecimiento de España y Catalunya, algo que el Gobierno "no va a dejar que ocurra".

 

Interrogado sobre las consecuencias económicas de la posible DUI, Guindos ha admitido que "evidentemente no es bueno" porque "genera ruido, incertidumbre e inquietud" en el ámbito de Cataluña aunque asegura que los datos del tercer trimestre son buenos y que la "EPA va a ser buena". En todo caso, ha vuelto a reiterar que el Ejecutivo de Mariano Rajoy tiene todo analizado y preparado y que responderá en consecuencia "para que esta potencial declaración no tenga ningún tipo de efecto".

Alemania cierra filas, Italia preocupada
Aunque la crisis política abierta en Cataluña y sus consecuencias económicas no figuran en la agenda es evidente que el resto de ministros de la Eurozona no pierden de vista este asunto. Algunos como el presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, se han limitado a subrayar que es un asunto interno español y que a quien hay que preguntar por el tema es a Guindos. Otros como el alemán Wolfgang Schäuble, que se despide este lunes de sus colegas del Eurogrupo, ha salido en defensa del gobierno de Mariano Rajoy. “Como ha dicho el presidente español las leyes y la Constitución son la base sobre la que se puede actuar. Todo político democráticamente legitimado está ligado a los fundamentos de las leyes y la Constitución. Esto vale en Alemania, Europa y también España”, ha zanjado.

 

El italiano Pier Carlo Padoan ha admitido, en cambio, que el asunto genera incertidumbre. “Es una crisis grave. Es un signo más de que hace falta un nuevo impulso para la Unión Europea y de que si se va en la dirección contraria habrá daños para los países y los ciudadanos”, ha opinado a su llegada al Eurogrupo. El comisario de asuntos económicos, el socialista Pierre Moscovici, ha vuelto a avisar de que la solución no puede estar en la violencia sino que pasa por el diálogo. En la misma línea que el ministro belga y miembro de la Nueva Alianza Flamenca, Johan van Overdvelt. “Es un asunto interno español” pero “todos debería intentar mostrar algo más de respeto mutuo”, ha opinado.