+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

COVID-19

El sector del automóvil se une para luchar contra el coronavirus

Muchos fabricantes aportan su granito de arena produciendo equipamiento médico, ayudando a hacerlo o cediendo flotas para los servicios médicos. Los últimos en sumarse han sido las firmas norteamericanas, que ya han anunciado cierres de plantas y su colaboración para luchar contra el virus

 

Las marcas de coches dejan de producir vehículos y se centran en ayudar contra el virus. - AGENCIAS (AGENCIAS)

ÀLEX SOLER
20/03/2020

En poco más de tres meses, el coronavrius ha paralizado el mundo, afectando a la actividad de la gran mayoría de compañías automovilísticas. Muchas han tenido que parar su actividad, como Ferrari, Seat o Nissan, entre muchas otras, y las demás se han visto obligadas a reducir su producción. Según datos actualizados a las nueve de la mañana del 20 de marzo, ya son 243.530 los contagiados por el covid-19, 18.074 en España, y los fallecidos alcanzan la cifra de 9.968, 832 en nuestro país.

Ante esta situación, países como Italia, convertido ya en el epicentro de la pandemia con 41.035 contagiados, están sufriendo para evitar el colapso de su sistema sanitario. A la falta de camas disponibles para los pacientes más graves, se ha unido la escasez de material indispensable para tratar a los pacientes, respiradores, y para garantizar la seguridad del equipo médico, mascarillas, guantes, gafas… Ante esta situación, gobiernos y entidades médicas han pedido ayuda a todo el que pueda hacer algo.

Un sector unido

Las compañías automovilísticas han respondido a la petición con medidas extraordinarias que ayudarán a salvar vidas. Una de las primeras en reaccionar fue la china BYD. Cabe recordar que el Gigante Asiático fue donde empezó la pandemia, aunque sus cifras de contagios ya están remitiendo. La automovilística asiática anunció el viernes día 13 que estaba produciendo cinco millones de mascarillas al día y 300.000 desinfectantes de mano. Según su comunicado, el equipamiento va dirigido a sus trabajadores, para mantener su producción, y el resto a la provincia de Hubei, primer epicentro de la pandemia.

 
Control en Wuhan, primer epicentro de la pandemia / AGENCIAS

Ya en Europa, firmas tan populares como Ferrari McLaren se han unido a la lucha. En España, Renault, Suzuki, Ford o Hyundai también se han prestado a ayudar. En Italia, la familia Agnelli, que controla el Grupo FCA, Ferrari y CNH Industrial y es dueña de la Juventus de Turín, ha donado 10 millones de euros a la Protección Civil y ha comprado 150 dispositivos médicos producidas por firmas extranjeras para abastecer a los hospitales de la región de Piamonte, una de las más afectadas. Asimismo, tanto Ferrari como FCA y Marelli están negociando con Siare Engineering, un fabricante de respiradores local, para buscar el modo de aumentar su producción. Con nada decidido aún, según apuntó su CEO, Gianluca Preziosa, a Reuters, Siare Engineering necesita ayuda sobre todo en la parte electrónica y están buscando el modo de que Ferrari, FCA y Marelli cubran esa necesidad.

En el Reino Unido, donde cuentan 3.260 contagiados y 144 fallecidos, el Gobierno ha pedido ayuda a Ford, Jaguar-Land Rover, Vauxhall y Honda, sobre todo en la producción de respiradores. Según adelanta Automotive News, JLR ha confirmado la petición y ha asegurado que harán “lo que sea necesario para ayudar a nuestra comunidad”. Ford, por su parte, ha confirmado que está evaluando la situación y Honda y Vauxhall, de momento, solo han confirmado la petición del Gobierno.

Las firmas que ya han reaccionado en el Reino Unido son McLaren, que ya está buscando el modo de producir respiradores mediante un diseño sencillo que permita una fabricación rápida, y Nissan, que trabaja con compañías especializadas para contribuir al incremento de su producción.

Más allá de los fabricantes, la Fórmula 1 ha emitido un exponiendo que un colectivo de equipos establecidos en el Reino Unido, fabricantes de motores y sus divisiones tecnológicas están estudiando la posibilidad de producir o, en su defecto, ayudar a fabricar dispositivos médicos para ayudar a tratar a los pacientes del covid-19.

Renault, Ford o Hyundai ayudan en España

En España la situación es cada vez más crítica, con “lo peor aún por llegar” según el Gobierno. Un colapso sanitario es posible y, de nuevo, cualquier ayuda es vital para atajar la crisis. En ese sentido, Renault España ha donado al servicio público de Salud de Castilla y León, más de 26.000 mascarillas, casi 900 pares de guantes, cerca de 180 trajes-buzo y 66 pares de gafas. La firma del rombo, con plantas en Valladolid y Palencia, ambas en Castilla y León, responde así a la petición de abastecimiento que la Junta lanzó a compañías y particulares para asistir a sus hospitales.

Hyundai, por su parte, ha decidido ceder su flota de vehículos a varios hospitales de la Comunidad de Madrid para que el personal de los centros puedan “realizar su trabajo con total seguridad y, en la medida de los posible, facilitarle el día a día”. La marca surcoreana también cederá vehículos en otras comunidades en colaboración con su red de concesionarios. Tras el anuncio de Hyundai, Suzuki España ha respondido sumándose al movimiento y confirmando que también ponen a disposición de los hospitales de Madrid su flota de vehículos para asistir a los sanitarios.

Paralelamente, Ford ha puesto el foco en los millones de españoles que se encuentran cumpliendo el estado de alarma en sus casas. Para hacer más ameno el período, ha organizado, junto a artistas como Sara Socas, y comunicadores, como Cristina Boscá, una serie de encuentros virtuales a través de las redes sociales para entretener a la población. Socas actuará en Instagram el 20 de marzo a las 20:30, y Boscá hará lo propio el 23. Ford confirma que se llevarán a cabo más concentraciones virtuales aún por anunciar.

Los gigantes estadounidenses, explorando soluciones

Estados Unidos, con 14.250 contagiados y 208 fallecidos, cuenta con tres gigantes automovilísticos, dos en Michigan, General Motors y Ford, y uno en California, Tesla. Según confirman medios estadounidenses, las dos primeras están colaborando con la administración Trump para explorar el mejor modo de aprovechar sus recursos para luchar contra el coronavirus. GM está estudiando la mejor vía para asistir a la producción de equipamiento médico, sobre todo respiradores, mientras Ford ha confirmado charlas con los gobiernos estadounidense y británico para estudiar la posibilidad de producir ellos mismos dicho equipamiento.

Por otro lado, Tesla, en su batalla contra lo convencional, no ha confirmado conversaciones con el Gobierno, pero sí que producirán respiradores si hay escasez. Elon Musk lo anunció en Twitter tras ser criticado por afirmar que “el peligro del pánico es peor que el del coronavirus” y por no ceder, al principio, a cerrar su planta californiana. Cabe recordar que GM y Ford detendrán la producción de sus plantas norteamericanas hasta el día 30, como mínimo, y Tesla hará lo propio con su planta de Fremont el día 23 hasta el 7 de abril, aunque mantendrá abierta la Gigafactory de Nevada.