+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

«Llevo treinta años diseñando valor de marca para las empresas de Castellón»

 

«Llevo treinta años diseñando valor de marca para las empresas de Castellón» - MEDITERRÁNEO

02/12/2018

Álvaro Bautista, profesional del diseño, el márketing y la publicidad, con una trayectoria de más de tres décadas, dirige el estudio ABdiseño, en el nº 10 de la calle Herrero de Castellón.

--EVA COLOM: Hábleme un poco de la trayectoria de ABdiseño desde sus comienzos hasta hoy día y de la suya, en particular.

-ÁLVARO BAUTISTA: Tras trabajar durante años como director de Arte en de Madrid y aquí en Castellón, en publicidad Viva, decidí crear mi propio estudio de diseño. Tomé esta decisión porque quería especializarme y poner en valor una parte fundamental de la comunicación: la creación de marcas y el desarrollo de la identidad corporativa. En una primera etapa colaboré de forma externa con diversas agencias de publicidad, hasta que llegaron los primeros clientes directos: Ufo’s, K’sim o Aquarama, para quien ideé su marca y mascota, la conocida estrella de mar. Más tarde llegó Huevos Casavi, que atravesaba un mal momento comercial, a la cual aconsejamos desarrollar su identidad corporativa y packaging centrándonos en el punto de venta, lo que tuvo efectos muy favorables frente a su competencia. Personalmente, soy diseñador colegiado y desde el año 1993 miembro del Bureau of European Design Associations (BEDA).

--E. C.: Como profesional de la publicidad, la imagen y el márketing, ¿cómo ha evolucionado el sector en Castellón?

-Á. B.: En los últimos años, debido a la aparición de las nuevas tecnologías, innovadoras herramientas de diseño, disponibilidad de cursos en esta rama… ha crecido el interés por el sector. Esto ha dado lugar al surgimiento de diseñadores jóvenes con mucho potencial, pero también ha facilitado el intrusismo, lo que ha conllevado cierta confusión acerca de la figura y funciones del diseñador profesional.

Cuando en ABdiseño pensamos en diseño no solo hablamos de estética, sino también de eficacia y estrategia. El estudio ha evolucionado de la creación de logotipos al diseño integral de la identidad corporativa, teniendo en cuenta cada vez más elementos de una compañía: productos, packaging, material expositivo e incluso las propias oficinas… todo comunica. Por ello, creo que, hoy más que nunca, es necesario un profesional experto que sea capaz de dotar de coherencia a estos elementos que forman parte de la imagen de una empresa para potenciar su marca.

--E. C.: ¿Qué tipo de servicios ofrece ABdiseño en la provincia y a nivel nacional en su caso?

-Á. B.: En ABdiseño asesoramos y desarrollamos soluciones de comunicación específicas para cada uno de nuestros clientes. Estamos especializados en estrategias globales de comunicación, por lo que nuestros servicios abarcan desde el estudio y posicionamiento de marcas e identidad corporativa a la comunicación gráfica y publicitaria, pasando por la creación de nombres, el diseño editorial, packaging, diseño expositivo y señalético, interiorismo y diseño expositivo así como el diseño web e interactivo.

Por supuesto, también nos encargamos de la gestión de la producción, seguimiento y control de cada uno de los proyectos.

--E. C.: ¿Considera que las empresas dedican suficiente esfuerzo a crearse una imagen de marca que les distinga de sus competidores?

-Á. B.: Esta es una pregunta compleja, con muchas variables y matices. Por norma general se necesita una mayor inversión en marca: si una empresa o producto es nuevo, si compite en un mercado muy saturado, si es un producto en lugar de un servicio… Salvo excepciones, creo que aún falta que las empresas tomen más conciencia sobre la importancia del diseño gráfico. Una marca de calidad necesita muchos menos impactos, menos inversión publicitaria, que una marca que no sea fácilmente reconocible y memorable.

Hay que tener en cuenta, sobre todo si se vende a nivel internacional, que los productos son cada día más similares y tienen un ciclo de vida más corto, que la calidad de producción y costes se asemejan más… Ahora es más difícil diferenciarse, por lo que si no queremos entrar en una guerra de precios, más vale que invirtamos en aportar valor añadido a nuestra marca. Especialmente, teniendo en cuenta que el consumidor otorga cada vez más importancia al valor percibido que al real en sí. Como dice Ignacio Ortega, presidente de la Asociación de Marcas Renombradas, «no tenemos que vender más, tenemos que vender mejor».

--E. C.: ¿Ha creado alguna marca, logo, distintivo que sea reseñable en la provincia?

-Á. B.: Hemos creado la marca turística de Castellón, la marca paraguas de Aguas de Castellón y la imagen del puerto de Castellón. Entre otras también desarrollamos las marcas de las siguientes empresas: Transportes Monfort, Cerámicas El Molino, ATC Colores Cerámicos, Plácido Gómez, Muebles Llansola, Ricardo Peris… Y las más recientes: WorkSpace y Sunic. Todas ellas, en mi humilde opinión, reconocidas y queridas en la provincia. Ruego me disculpen los clientes, pero me es imposible nombrar todos los proyectos en los que he trabajado tras más de 30 años de carrera. Aunque sí quería nombrar de forma especial la marca Porcelanatto, Cerfogres, gracias a la cual ganamos el primer premio por España en los Premios del Diseño Distinction de París.

--E. C.: ¿Qué aspectos diferencian sus servicios de los de otras firmas que operan en su ramo?

-Á. B.: Nuestros principales valores diferenciadores son, en primer lugar, experiencia y calidad. Creo que mi bagaje como diseñador, tres décadas dedicándome a esta profesión, establece de por sí una muy importante diferencia. En segundo lugar, la exclusividad. Por motivos éticos, nunca trabajamos simultáneamente en proyectos que rivalicen. Nuestro trabajo es ayudar a los clientes a crecer y posicionarse, actuamos en favor de sus intereses dentro de los límites lógicos de nuestra labor profesional. En tercer término, la cercanía y entrega. Nos involucramos a fondo con cada una de las marcas, porque cuando se da una verdadera conexión entre empresa y diseñador surgen resultados excelentes. Y, por último, la exigencia con nuestro trabajo. Somos muy rigurosos, dedicamos más tiempo a conceptualizar los proyectos y hacer muchas pruebas y ver diferentes opciones antes de tomar una decisión.

--E. C.: ¿Cuántas personas integran su plantilla hoy en día y de qué perfiles profesionales?

-Á. B.: Actualmente cuento con un equipo muy amplio de colaboradores que abarcan todas las áreas de la comunicación, desde la programación o posicionamiento web, a fotógrafos especializados, redactores… Todos dirigidos y supervisados por mí personalmente. También cuento con diseñadores gráficos, interioristas y especialistas en crear imágenes virtuales en 3D, de muy alto contenido estético.

--E. C.: Y en cuanto al sector de la publicidad ‘on line’... ¿cómo ve el presente y el futuro?

-Á. B.: Es evidente que la publicidad on line está en alza, aunque no creo que vaya a sustituir a los llamados medios tradicionales (en un futuro próximo). Internet ha de convivir con el resto de medios y las empresas deben aprovechar los puntos fuertes de cada uno de los soportes para destacar. Con la publicidad on line existen muchas ventajas. Por un lado, ha abierto un mundo de posibilidades creativas para los diseñadores y, por otro, he de decir que me parece maravilloso poder llegar tan rápido (y de forma personalizada) a cada cliente. Pero también supone un hándicap, porque ante tanta saturación de impactos e información es muy difícil hacerse un hueco. Por ello la figura de un buen diseñador sigue siendo imprescindible en colaboración con un desarrollador o programador informático, con un community manager... Todas las disciplinas deben estar interconectadas para lograr los mejores resultados.