+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

JUDICATURA

El CGPJ confía en que no se prolongue su situación de interinidad

El órgano de gobierno de los jueces cree que la renovación se puede producir en enero No tiene que realizar nombramientos del Supremo hasta avanzado el 2019

 

El presidente del Supremo, Carlos Lesmes, en un acto judicial. - JOSÉ LUIS ROCA

ÁNGELES VÁZQUEZ
05/12/2018

Los actuales vocales de Consejo General del Poder Judicial no tendrán que renunciar para que la institución se renueve, como les pidió la asociación Jueces y Juezas para la Democracia este martes, en cuanto entraron en funciones. Al menos en eso confían en el órgano de gobierno de los jueces que creen que el pacto PSOE-PP, que se frustró el pasado 30 de noviembre, con la renuncia de Manuel Marchena a presidir el Poder Judicial, se restablecerá en enero, para que una vez abierto el periodo de sesiones de las Cortes se produzca su renovación.

Los nombres de los candidatos a vocales siguen sobre la mesa, pese al revés que supuso la decisión de Marchena de descartarse como presidente tras los "obscenos" mensajes, en palabras de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, del portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, que se atribuía el control de la Sala de lo Penal del Supremo con el nombramiento de ese magistrado. Es decir, el Congreso y el Senado eligirán a los 12 vocales de extracción judicial del listado de 50 nombres elegidos por los jueces y a los ocho juristas de reconocida competencia que ellos proponen directamente, por lo que tanto PP como PSOE deberán pronunciarse sobre los mismos candidatos que el pasado mes de noviembre.

Por qué confía el CGPJ que no se demore mucho su renovación? Porque el próximo año conlleva elecciones en mayo, por lo que de retrasarse su reemplazo más allá de febrero prácticamente se entra en periodo electoral que impedirá que PP y PSOE lleguen a un acuerdo. Aunque lo podrían hacer después parece difícil que ambos partidos opten por esta vía, ante el riesgo de que pierdan la fuerza que ahora tienen y que les permite designar a los vocales sin contar con otras formaciones.

NOMBRAMIENTOS EN ABRIL

Además de la petición de Jueces para la Democracia, los vocales del CGPJ también tuvieron que escuchar este martes a la asociación Francisco de Vitoria que les negaba legitimación para adoptar cualquier decisión discrecional mientras estuvieran en funciones.

Las mismas fuentes consultadas sostienen que, conscientes de que el mandato del actual presidente, Carlos Lesmes, acababa el 4 de diciembre, se intentó decir concluido todo lo pendiente. De tal forma que los últimos informes aprobados por el pleno, como el relativo a cargas de trabajo de los jueces, sirvieran de colofón a los cinco años de su trabajo en el Consejo.

Tampoco hay nombramientos del Tribunal Supremo pendientes, porque las próximas jubilaciones en las salas Segunda y Cuarta del alto tribunal no se producirán hasta marzo y abril, por lo que para cuando llegue ese momento ya podría haber un nuevo Consejo.

En cualquier caso, si las previsiones no se cumplen y la renovación finalmente se retrasa en demasía siempre estará abierta la posibilidad de que los vocales renuncien, como varios de ellos hicieron en el Consejo más largo de la historia, el que presidió Francisco José Hernando, cuya renovación se demoró dos años.