+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CAMINO DE LAS URNAS

La junta electoral ordena a Colau retirar la pancarta 'Llibertat presos polítics'

El organismo provincial considera que el eslogan es partidista y vulnera la "neutralidad institucional"

 

La pancarta Llibertat presos polítics, en la fachada del Ayuntamiento de Barcelona. - FERRAN NADEU

EL PERIÓDICO
26/11/2017

La junta electoral provincial de Barcelona ha ordenado este domingo al Ayuntamiento de Barcelona que retire la pancarta 'Llibertat presos polítics' que hay colgada en el balcón del consistorio, así como todos los eslóganes y carteles de este tipo que estén colocados en los edificios y dependencias municipales. Esta resolución se produce tras un recurso presentado por Ciutadans.

Según ha avanzado 'El País' y han confirmado fuentes del ayuntamiento a EL PERIÓDICO, el organismo electoral provincial ha argumentado al consistorio que al haber varios partidos que concurren a las elecciones del 21-D con candidatos actualmente en prisión y que exigen su libertad en sus programas electorales, la pancarta y cualquier símbolo similar rompen la "neutralidad institucional" que debe presidir el proceso electoral. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha felicitado a través de las redes sociales de que la junta electoral haya dado "la razón" a su partido.

EXPRESIONES PARTIDISTAS

"Varios partidos que se presentan a las elecciones incluyen en sus listas a personas que están en prisión provisional y tienen como una de sus finalidades que sean puestos en libertad. Por esta razón, la pancarta inexorablemente se identifica con estos partidos políticos y se confunde con las expresiones que estas formaciones (ERC y el PDECat) están utilizando en periodo electoral", razona el organismo.

"Como no todos los ciudadanos ni todos los partidos políticos de Barcelona que se presentan a las elecciones se identifican con este eslogan, mantenerlo en un edificio público durante un periodo electoral afecta a la neutralidad que se exige a las instituciones públicas y vulnera el artículo 50.2 de la ley electoral", concluye la junta electoral provincial, que acaba justificando su decisión en la necesidad de "mantener la neutralidad institucional".