+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA OLA DE FRÍO

El PSOE acusa al Gobierno de falta de previsión ante el temporal

Reclama la comparecenciad del ministro de Fomento en el Congreso

 

EL PERIÓDICO
20/01/2017

El PSOE pidió este viernes la comparecencia en el Congreso del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y del titular de Fomento, Íñigo de la Serna, "por la falta de previsión y atención a las miles de personas atrapadas por el temporal de nieve".

El Grupo Parlamentario Socialista considera necesario que De la Serna informe en la Comisión de Fomento de la Cámara Baja "sobre la situación que han padecido miles de personas al quedar atrapadas en trenes y carreteras con ocasión del temporal de frío y nieve".

También solicita que Zoido dé explicaciones en la Comisión del Interior acerca de las actuaciones de su departamento en relación con este temporal de nieve, que comenzó el 19 de enero.

De la Serna comparecerá este viernes en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros para informar de las consecuencias en las carreteras y la red ferroviaria provocadas por el temporal de nieve.

Esta mañana, cincuenta carreteras, algunas de ellas de la red principal como la autovía A-3, permanecen cortadas por el temporal de nieve que afecta desde ayer especialmente al levante peninsular.

Además de la autovía A-3 a la altura de Requena (Valencia), también están intransitables la A-31 en Villena (Alicante), sentido Madrid, y la A-23 en la provincia de Castellón, a la altura del municipio de Barracas, según los datos de la página web de la DGT.

Centenares de personas han quedado atrapadas durante la noche en las comunidades de Valencia y Castilla-La Mancha, las más afectadas por el temporal de nieve y frío.

Por otra parte, todos los viajeros de los trenes afectados durante la tarde de ayer por la interrupción de la circulación en la línea ferroviaria Madrid-Levante continuaron sus respectivos viajes y en la madrugada no quedaba ya ningún tren en situación de emergencia