+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Espectáculos

 

ESTRELLA DE LA GRAN PANTALLA

Muere Olivia de Havilland, la última superviviente del Hollywood dorado

La actriz ha fallecido a los 104 años, según ha avanzado la BBC

 

Olivia de Havilland, en ’Lo que el viento se llevó’ (1939). - ARCHIVO

EL PERIÓDICO
26/07/2020

La actriz Olivia de Havilland ha fallecido este domingo a los 104 años, según ha avanzado la cadena británica BBC. La intérprete británico-estadounidense era la última superviviente de la edad de oro de Hollywood después de que, el pasado febrero, falleciera Kirk Douglas a los 103 años. De Havilland ha muerto por causas naturales en su casa de París, donde vivía desde hacía más de 60 años.

La carrera de De Havilland, que cumplió los 104 años el pasado 1 de julio, abarcó más de 50 años y casi 50 largometrajes. Su papel de Melania Hamilton en 'Lo que el viento se llevó' (1939) le valió una de sus cinco nominaciones al Oscar, galardón con el que se alzó en dos ocasiones.

Era hermana de la también actriz Joan Fontaine, que falleció en el 2013 y con quien tuvo una relación tempestuosa. Nunca coincidieron en ninguna película.

Formó pareja con Errol Flynn en numerosas películas en los años 30, como 'El capitán Blood', 'Robin de los bosques', 'Camino de Santa Fe' o 'Murieron con las botas puestas'.

Los títulos de sus dos Oscar

El largometraje por el que ganó su primer Oscar fue 'La vida íntima de Julia Norris' y el segundo lo obtuvo por 'La heredera', otro de sus títulos más destacados, que protagonizó junto a Montgomery Clift.

Durante su ilustre carrera cinematográfica, también se alzó con dos premios del Círculo de Críticos de Cine de Nueva York, el Premio National Board of Review a la Mejor Actriz, y la Copa Volpi del Festival de Cine de Venecia. Por sus contribuciones a la industria cinematográfica, recibió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

La última película protagonizada por De Havilland, en 1964, fue 'Canción de cuna para un cadáver', en la que compartió cartel con Bette Davis.