+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Espectáculos

 

líderes del escalafón compartirán cartel con diestros de la tierra

La plaza de toros de Vinaròs perfila su temporada con dos corridas

Los festejos tendrán lugar los próximos 25 de junio y 6 de agosto

 

JORGE CASALS CASTELLÓN
08/04/2017

La plaza de toros de Vinaròs acogerá este año dos corridas de toros, una que tendrá lugar en las fiestas de Sant Joan i Sant Pere, el domingo 25 de junio, y otra el domingo 6 de agosto, para las fiestas del Langostino, esta última tendrá carácter de mixta al abrir plaza un rejoneador.

Un año más, la empresa Emociones Taurinas, al frente de la cual se encuentra Jesús Domínguez, que ha gestionado la plaza en los últimos años con un éxito notable, volverá a contar con los líderes del escalafón, además de dos toreros de Castellón. A falta de la confirmación oficial y de conocer las ganaderías, parece segura la presencia de Juan José Padilla, ídolo en esta plaza; El Fandi, triunfador en las últimas ediciones; y Finito de Córdoba, que no pudo estar el año pasado al causar baja de última hora.

Y no faltarán los de la tierra, Vicente Soler, uno de los triunfadores de la pasada feria de la Magdalena y que el año pasado ya salió a hombros de esta plaza marinera; y Abel Valls, en esta nueva etapa de vuelta a los ruedos.

En cuanto al rejoneador para la corrida mixta, suena el nombre de Manuel Manzanares, el hermano menor de esta importante familia de toreros, que debuta en esta plaza de toros castellonense y que seguro será muy bien recibido por los aficionados que se congregarán en el coso.

Cabe recordar la recuperación de esta plaza que vive un momento de esplendor. En el 2015 colgó dos veces de manera consecutiva el cartel de No hay billetes y el año pasado se volvieron a ver dos grandes llenos, con la presencia de las figuras del toreo. De nuevo, Jesús Domínguez Tomás va a seguir apostando por la misma línea de trabajo para consolidar de manera definitiva la recuperación de esta plaza, que se ha convertido en uno de los feudos por antonomasía en la defensa de la fiesta por estos lares.