+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Espectáculos

 

EL LIBRO QUE SE CONVIRTIÓ EN SERIE

La vida, y la huida, real tras 'Unorthodox'

La escritora Deborah Feldman publica el libro de memorias que inspiró la miniserie de Netflix La autora relata cómo rompió con la ortodoxa y rígida comunidad jasídica de Brooklyn en la que nació

 

Deborah Feldman. - ALEXA VACHON

JUAN MANUEL FREIRE
22/07/2020

La miniserie alemana 'Unorthodox', estrenada el 26 de marzo en Netflix, fue uno de los primeros fenómenos culturales de la cuarentena, quizá por contar una historia de encierro con final feliz. Era (en buena parte) la historia real de Deborah Feldman, judía neoyorquina que decidió romper con la estricta comunidad jasídica Satmar de Brooklyn y empezar otra vida en Berlín.

Desarrollada por Anna Winger, cocreadora de 'Deutschland 83' (y '86' y '89'), con la documentalista Alexa Karolinski, 'Unorthodox' se basaba en las memorias de igual título publicadas por Feldman en el 2012, ahora lanzadas en español por Lumen y en catalán por Columna. En concreto, era fiel a la parte neoyorquina; Feldman también acabó mudándose a la capital alemana, pero solo tras haber pasado un tiempo en una comunidad menos restrictiva, Airmont, en el Condado de Rockland (Nueva York), y haber tenido un hijo.

Libro y serie han abierto los ojos del mundo a la comunidad Satmar, nacida en Hungría a principios del siglo XX y reestablecida en Nueva York tras la segunda guerra mundial; a una versión del judaísmo extremadamente conservadora en lo cultural y estricta en lo religioso. "Creen que si no viven como viven, Dios los eliminará de la faz de la Tierra", explicó Feldman en una videoconferencia. "Creen que viviendo así evitarán otro Holocausto".

Los matrimonios concertados son pan de cada día y se espera que la mujer empiece a procrear nada más casada. Que alguien deje la comunidad es raro, pero la madre de Feldman lo hizo. "Ese ejemplo psicológico me animó a estar al margen", cuenta la escritora. "Por otro lado, siempre crecí como una 'outsider'. Mi padre tenía problemas mentales. Mi madre era gay; dejó a mi padre poco después de que yo naciera. Cuando se marchó de la comunidad, ahí estaba yo, producto de un matrimonio fracasado, de un escándalo. Muchos parientes, compañeros y profesores me trataban como si aquel no fuera mi sitio".

HACIA LA LIBERTAD POR LA LITERATURA

De niña, Feldman tuvo la literatura como sostén emocional. Fantaseaba con escribirla ella misma. Pero entre los 14 y los 20 la realidad se impuso a los sueños. Tras tener a su hijo, se decidió a buscarle una buena vida, y empezó por ir a la universidad en secreto. "Allí aprendí a leer de otro modo. Ya no lo hacía para evadirme. Me metí en la literatura seria, la no ficción, el ensayo Leí muchas memorias de mujeres que habían logrado salir de alguna situación de indefensión gracias a la escritura. E igual eso era lo que debía hacer yo".

En su segundo año de universidad, Feldman habló con abogados para organizar el mejor proyecto de fuga. Algunos trataron de quitarle la idea. Una abogada de Madison Avenue le instó a buscar la publicidad prolongada: "La gente debía hablar de mí durante meses, si no años. Así que debía escribir un libro y, además, cuanto antes. 'Unorthodox' es un libro escrito bajo muchas presiones. Por ejemplo, la de no tener tiempo para reflexionar ni para convertirte en escritora". De ahí que esté escrito en presente, "sin tiempo para mirar atrás, no todavía".

AL BORDE DEL PRECIPICIO

Feldman usó el libro como llave al exilio, un buen exilio, o casi. Al otro lado esperaban nuevas clases de problemas. "A nivel práctico, están los problemas para sobrevivir. Te vas sin educación, sin conexiones, sin conocimiento de las convenciones sociales Los tres primeros años estuve al borde del precipicio. Doné mis óvulos porque era eso o meterme en la prostitución".

Y a nivel existencial, están los problemas para, simplemente, existir. "Tu comunidad siempre ha definido lo que eres. Aunque yo había intentado tener mi propia personalidad durante la infancia, no fue suficiente para formar una identidad. Y eso es lo que desata la verdadera crisis. A mí me ayudó el hecho de tener un hijo en el que concentrarme. Era una madre; era la madre de este niño. Iba a construir una vida, si no para mí, al menos para él". Sobre la segunda parte de su viacrucis escribió Feldman otro libro, 'Exodus', cuya publicación en España está prevista para febrero.