+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Frank Cuesta califica de "irresponsables" a los niños atrapados en una cueva de Tailandia

El conductor de 'Frank de la jugla' ha asegurado que los niños y su monitor son gente que "conoce los peligros de la cueva"

 

Frank Cuesta. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
11/07/2018

Frank Cuesta vuelve a estar en el centro de la polémica por unas declaraciones que ha realizado en las últimas horas en sus redes sociales al asegurar que los niños y el monitor que se quedaron atrapados en una cueva de Tailandia no son más que "unos irresponsables y un necio".

"¿Cómo se puede comparar el rescate de los mineros de Chile (que estaban trabajando), con el de unos niños y un entrenador que viven pegados a la cueva y SABEN que NO se debe de entrar en época de lluvias o en época seca si está lloviendo? ¡Conocen perfectamente las reglas! No son niños de ciudad, no es un entrenador de ciudad... Son gente que conoce los peligros de la cueva. ", afirmó Cuesta en su publicación.

Es más, el conductor de 'Frank de la jungla' asegura que el monitor de los pequeños atrapados debería ser castigado por este hecho que ha conmocionado el mundo durante estas primeras semanas de este verano: "Debería de estar cumpliendo servicios sociales por un buen tiempo, por todo el sufrimiento, coste y daño provocado".

"Aquí solamente hay unos héroes. Esos héroes son los equipos de rescate que se han jugado la vida para salvar a unos irresponsables", continua el televisivo herpetólogo en el post publicado en sus perfiles oficiales de Twitter y Facebook.

A pesar de las críticas realizadas, Cuesta ha mostrado su alegría por el hecho de que el rescate de los 12 niños y su entrenador se haya completado con éxito, alertando de los peligros que pueden conllevar hechos como este: "Me alegro de corazón que hayan salido y espero que este hecho, sirva para que mucha gente alrededor del mundo de cuenta que las aventuras sin “saber” salen muy caras".