+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ICONO DEL CINE

Paramount rinde homenaje a Bud Spencer en el aniversario de su muerte

El canal ofrece cinco películas del actor italiano, coprotagonizadas con Terence Hill

 

Bud Spencer y Terence Hill. - LE SEGUÍAN LLAMANDO TRINIDAD

TXERRA CIRBIÁN
26/06/2017

Hace un año, el 27 de junio, moría en Roma el actor, guionista, productor, cantante y compositor italiano Carlo Pedersoli. ¿Qué no les suena el nombre? Lógico: había triunfado con el americanizado nombre de Bud Spencer, el inseparable compañero de Terence Hill en innumerables peleas, trifulcas, juergas y comilonas… de ficción.

Paramount Channel le rinde homenaje este martes con una programación especial de cinco de la casi veintena de películas que interpretó junto a su inseparable compañero: ‘Tú perdonas, yo no’ (15.40 horas), ‘Dos super dos’ (17.50), ‘Y en Nochebuena… ¡Se armó el belén!’ (20.00), ‘Le seguían llamando Trinidad’ (22.00) y ‘Dos granujas en el Oeste’ (0.30).

‘Tú perdonas, yo no’ fue el primer trabajo conjunto de esta pareja de actores y también en el que tuvieron papeles protagonistas. La rodó en 1967 Giuseppe Colizzi, guionista y director de corta filmografía (murió a los 53 años), que repitió con ambos en ‘Los cuatro truhanes’ (1968, secuela de la anterior), ‘La colina de las botas’ (1969) y ¡Más fuerte, muchachos! (1972).

Paramount prosigue el repaso cinéfilo con ‘Dos super dos’ (1984), uno de sus mejores títulos, a las órdenes de Enzo Barboni, el director que les lanzó a la fama con ‘Le llamaban Trinidad’, en 1970, y que repitió en su secuela, ‘Le seguían llamando Trinidad’, un año después. Cerrará el miniciclo ‘Dos granujas en el Oeste’ (1981), dirigida por Michele Lupo, un clásico de los spaghetti wésterns y con música de Ennio Morricone.

El título quizá más original es el de las 20.00 horas: ‘Y en Nochebuena… ¡Se armó el belén!’, estrenado en 1994. Se trata del tercero y último de los largometrajes (además de un par de teleseries) dirigidos por Terence Hill. Este llamó a Bud Spencer a su lado, después de nueve años sin trabajar juntos (desde ‘Dos superpolicías en Miami’), para intentar emular a sus maestros del género en un spaghetti wéstern cómico que sonaba a despedida, como así fue.