+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA SALIDA DEL REINO UNIDO DE LA UE

Europarlamentarios británicos: el fin de una era en Estrasburgo

El Parlamento Europeo clausura la última sesión plenaria mensual en la capital alsaciana con los británicos entre la tristeza de los 'antibrexit' y la euforia de los euroescépticos

 

El hemiciclo del Parlamento Europeo en Estrasburgo - AP / JEAN-FRANCOIS BADIAS

SILVIA MARTINEZ
16/01/2020

Todavía no se han ido. Lo harán oficialmente el próximo 31 de enero tras un último pleno del Parlamento Europeo en Bruselas en el que se aprobará el acuerdo de retirada del Reino Unido de la Unión Europea. Pero la despedida ya ha empezado y el fin de una era también: la de las largas sesiones plenarias una vez al mes en Estrasburgo, la capital alsaciana símbolo máximo de la reconciliación franco-alemana y una de las sedes de la Eurocámara, que ha visto esta semana vaciarse, tras más de cuatro décadas en la casa, los despachos de los 73 eurodiputados británicos, abrazos, lágrimas y también sonrisas.

He tenido una verdadera sensación de tristeza al entrar en este edificio por última vez. Tenemos todavía dos semanas más de trabajo en Bruselas, pero hoy es el fin de una era aquí en Estrasburgo, ha resumido con evidente tristeza la ecologista británica Ellie Chowns, recordando que Europa será menos sin el Reino Unido pero también el Reino Unido sin Europa. Las redes sociales se han llenado de muchos mensajes como el suyo. Algunos igual de tristes que Chowns, otros de enorme satisfacción por salir de la única institución europea elegida directamente por los ciudadanos europeos. Cuando abandone el Parlamento de Estrasburgo estaré encantado. No pienso mirar alrededor o pensar un minuto de nuevo en este lugar, ha dicho Ben Hahib, miembro del partido del brexit.

TIRAR DE IRONÍA

Otros, en cambio, han optado por echar mano del humor en momentos tan dramáticos. Un día los eurodiputados británicos se sentarán aquí de nuevo y representarán nuestros intereses y trabajarán con nuestros vecinos para resolver nuestros problemas comunes. Gran Bretaña se toma un año sabático, ha ironizado el laborista Seb Dance. Algunas de las cosas que no echaré de menos de Estrasburgo: 12 horas para llegar aquí (25 horas esta semana por las huelgas y los retrasos. Cosas que extrañaré: esta bonita ciudad y a su gente, mi pequeña oficina y la impresionante vista desde la ventana, ha resumido la liberal Naomi Long.