+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

JUICIO EN EL CONGRESO

Un militar del Consejo de Seguridad Nacional denuncia en las vistas de 'impeachment' el comportamiento "inapropiado" de Trump

Vindman dice que las presiones a Ucrania eran una "jugada partidista" que "minaría la seguridad nacional" y ayudaría a Rusia

 

El lugarteniente coronel Alexander Vindman, del Consejo de Seguridad Nacional de EEUU, este martes en las vistas públicas del ’impeachment’ a Trump en el Congreso. - AP

IDOYA NOAIN
19/11/2019

La segunda semana de vistas públicas en el Congreso en el proceso de impeachment al presidente estadounidense Donald Trump ha arrancado este martes con el testimonio del lugarteniente coronel Alexander Vindman, especialista en Ucrania en Consejo de Seguridad Nacional, que como hizo a puerta cerrada ha señalado ante las cámaras lo inapropiado de la actuación de Trump en sus conversaciones con Ucrania presionando para que Kiev investigara a Joe Biden y su hijo Hunter.

Es inapropiado que el presidente de EEUU demande a un gobierno extranjero que investigue a un ciudadano estadounidense y oponente político, ha dicho el militar, que también ha asegurado que las reclamadas investigaciones del mandatario de los Biden, Burisma (la compañía en la que trabajó Hunter Biden) y de la supuesta (y desacreditada) injerencia de Ucrania en las elecciones estadounidenses de 2016 serían interpretadas como una jugada partidista que sin duda minaría la seguridad nacional y haría avanzar los objetivos estratégicos de Rusia en la región.

Junto a Vindman está compareciendo también esta mañana Jennifer Williams, asesora de política internacional del vicepresidente Mike Pence, que como el militar escuchó la polémica llamada del 25 de julio entre Trump y el presidente Ucranio, Volodímir Zelenski, que ella consideró inusual porque incluía conversaciones sobre lo que parecía ser un asunto político nacional.

SABÍA QUE TENÍA QUE INFORMAR DE ESTO

Es sobre todo el testimonio de Vindman el que da un golpe a Trump. Condecorado militar, el experto del Consejo de Seguridad Nacional ha recordado que en cuanto escuchó la llamada con Zelinski quedó "preocupado". Sin dudarlo, sabía que tenía que informar de esto, ha dicho, explicando que informó al principal abogado del Consejo, John Eisenberg.

Vindman también ha declarado que comprobó que en la transcripción editada de esa llamada, la que hizo pública la Casa Blanca después de haberla alojado inusualmente en un servidor para asuntos clasificados, hubiera omisiones significativas de frases y palabras concretas y cruciales como Burisma. Intentó, sin éxito, que se incluyeran.

Vindman ha hablado igualmente de una alarmante reunión que mantuvieron el 10 de julio altos cargos de EEUU y de Ucrania en la que el embajador ante la Unión Europea, Gordon Sondland, que testifica mañana, expresó a los ucranios que debían comprometerse con las investigaciones que buscaba Trump si querían asegurar una reunión de Zelenski en la Casa Blanca con el mandatario.

Asimismo, ha explicado que tanto él, como otros en el Consejo de Seguridad Nacional y el Departamento de Estado cada vez estaban más preocupados por la existencia y acción de un canal diplomático en la sombra en el que operaban actores como Rudy Giuliani, el abogado personal de Trump. Preocupaba el impacto que estaba teniendo en la capacidad de nuestro país para lograr nuestros objetivos de seguridad nacional.

ATAQUES PERSONALES

Antes de que empezara el interrogatorio por parte de los congresistas del Comité de Inteligencia, Vindman ha hecho en su declaración inicial un alegato por su integridad y la de otros testigos en el proceso, que están siendo sometidos a ataques personales por parte del presidente, políticos republicanos y medios conservadores, que les acusan de ser "never trumpers" o poniendo en cuestión su patriotismo. Vindman ha definido esos ataques de asquerosos, ha alabado el valor de los testigos y ha usado también su propia historia personal para defender su sentido de deber y honor. Su padre inmigró a EEUU desde la Unión Soviética hace 40 años y tanto él como sus dos hermanos han servido en el Ejército. Dirigiéndose públicamente a su padre Vindman ha dicho: No te preocupes. No me pasará nada por decir la verdad.