+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

A fondo

40 años de libertad

La Constitución es un marco de convivencia que ha aportado paz, estabilidad y crecimiento

 

Javier Moliner Javier Moliner
06/12/2018

De la España del blanco y negro a la España de Instagram. De la censura a la libertad que suponen las redes sociales. Hoy se cumplen 40 años de nuestra Constitución, un marco de convivencia que nos ha aportado unas reglas del juego seguras, con garantías de libertad y que ha permitido que nuestro país, España, tenga el mayo periodo de paz, de estabilidad y de crecimiento. Ser un país moderno, que crece, con oportunidades y un referente en innovación.

Como hijo de esta Constitución estoy orgulloso de que mi país haya sabido en tantas ocasiones dar un ejemplo de convivencia. Estoy orgulloso de pertenecer a este momento de la historia y, sobre todo, estoy orgulloso de aquellos que olvidaron las heridas, el pasado, el dolor y el rencor por un bien común: la paz y la democracia.

Hoy en día hay gente empeñada en cuestionar aquel proceso histórico llamado Transición, cuando es el mejor reflejo en el que nos podemos mirar desde mi generación: la generosidad impecable, priorizar las ideas y el bien común, apostar por la convivencia y el diálogo. No debió ser nada sencillo cicatrizar algunas heridas, no debió ser fácil ceder en algunas cuestiones y poder avanzar hacia el marco de convivencia y libertad.

La libertad supone responsabilidad y debemos esforzarnos en dar a conocer la importancia de nuestra Constitución como herramienta de libertad, como el marco que nos supone e implica avanzar de cara a un futuro mejor.

La Constitución nos unió a todos, reconcilió a adversarios y a miles de familias que miraban hacía adelante con ilusión y el amparo de la libertad democrática. Y hoy en día sigue habiendo motivos de sobra para seguir defendiendo nuestra Constitución y los valores que representa.

Ya he dicho que soy hijo de la Constitución y, desde el respeto y la admiración que siento por aquellos que dejaron de lado su opinión particular para alcanzar un acuerdo que nos representara a todos, también soy consciente de que todo se puede mejorar. Nuestra Carta Magna tiene unos saludables 40 años pero nuestra sociedad ha cambiado mucho y por eso es cierto que requiere cambios para adaptarse a la España de hoy en día, pero siempre que esa modificación priorice, de nuevo, el bien común y la paz social.

DESDE el gobierno provincial hemos querido revisar cómo fue aquel proceso de Transición entre una dictadura a una España moderna. Y por eso hemos acogido la presentación del libro de Fernando Jáuregui Los periodistas estábamos allí para contarlo que recoge las vivencias, miradas particulares y el mejor material fotográfico y literario sobre este episodio crucial de la historia de nuestro país. Y para ello, qué mejor que nos lo haya contado uno de los testigos de primera fila de la Transición democrática y que ha sumado a 150 compañeros que relataron, fotografiaron o dibujaron este retal imborrable de nuestra historia.

Con el espíritu de orgullo, tolerancia, diálogo y consenso es con lo que me quedo. Y defiendo el orgullo de que nuestra Constitución es y debe seguir siendo el ejemplo más grande de libertad.

*Presidente de la Diputación de Castellón