+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

Tiempo de opinar

Todos en la misma dirección

 

Mario García Mario García
18/09/2017

Acertar en las cosas realmente importantes de la vida es a menudo tan fácil, que no se entiende como se pueden escoger los caminos más intrincados o incluso opuestos a lo que sería lógico o de sentido común. El mejor ejemplo está en la Feria Agrícola de Nules.

No conozco a nadie que no considere que esta feria es un evento de gran importancia para mi municipio, en muchos sentidos. Cualquier oportunidad o plataforma para dar a conocer lo que somos, lo que hacemos y lo importante que es nuestro potencial como sociedad, debe ser aprovechada y en Nules llevamos haciéndolo desde hace 71 años. En el Ayuntamiento me han acusado muchas veces de no ser capaz de reconocer el trabajo de quienes no comparten mi signo político, pero es tan falso como que puedo afirmar que contarán conmigo y con el Partido Popular siempre que lleven a cabo iniciativas de apoyo al sector citrícola. Otra cosa distinta es que ellos quieran contar con nosotros, porque les gusta más dejarnos a un lado, como única estrategia para que cale su discurso, pero su empeño no podrá ocultar nuestro compromiso con la agricultura.

El sector citrícola no debería entender de colores políticos, ni de intereses particulares, porque como pueblo seguimos necesitando de su fortaleza como base de nuestra economía. Por eso me parece correcta la apuesta que se ha hecho para promocionar sus productos y dar respuesta a sus preocupaciones.

La Feria de Nules es un escaparate perfecto para creernos nuestras posibilidades como pueblo. Cuando queremos, podemos hacer cosas grandes, relevantes, pero para eso es imprescindible dejar de lado cuestiones que no tengan que ver con el sentido final: defender a nuestros agricultores, su trabajo y esa parte de nuestra identidad.

Propuestas como el concurso de herradores o las actividades agrícolas complementarias, las tradiciones, la artesanía, las ONG, vienen teniendo presencia desde hace años, a través de diferentes fórmulas, pero al final la meta es la misma: reivindicarnos y demostrarnos que tenemos intereses comunes que siempre deberían prevalecer. Así será por nuestra parte.

*Concejal y presidente del PP de Nules