+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE

Los jóvenes presionan por el clima en su primera cumbre en la ONU

Los adolescentes se anticipan a la cita de jefes de Estado que acoge Nueva York a partir de mañana. El secretario general aplaude a los menores por su liderazgo y su impulso ante la crisis climática

 

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres (i), escucha a Greta Thunberg (c), ayer, en Nueva York. - AP / EDUARDO MUÑOZ ÁLVAREZ

IDOYA NOAIN
22/09/2019

Uno de los problemas de los líderes mundiales es que hablan mucho y escuchan poco». El análisis lo hizo ayer alguien acostumbrado a lidiar con ellos, el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres. Y lo pronunció en el arranque de la Cumbre Juvenil del Clima, la primera de estas características que acoge la ONU.

Aunque él mismo fue designado como «oyente principal» en una sesión inaugural en la que tenían la palabra la activista sueca Greta Thunberg y otros tres jóvenes de Argentina, Kenia e India, Guterres quiso realizar una intervención previa para aplaudir al movimiento juvenil y su «liderazgo y entusiasmo». «Empezó como algo pequeño y lo habéis convertido en algo mundial», dijo, que definió la tarea de los jóvenes también como «absolutamente esencial» y les atribuyó «un cambio en el impulso» a la acción.

EXIGIR RESPONSABILIDADES // Guterres apeló a la experiencia para señalar «lo difícil que es hacer que algo se mueva» y por eso aplaudió en sus palabras a los adolescentes por afectar e implicar en su lucha a sus familias y sus sociedades. Destacó también el impacto que están teniendo en la forma en que actúan empresas y autoridades municipales y el peso que pueden alcanzar en elecciones y gobiernos nacionales. Y les animó a seguir «exigiendo responsabilidad» a las generaciones que les han precedido.

Guterres apuntó también a su objetivo de «vincular el cambio climático a un nuevo modelo de justicia», recordando que entre las naciones y personas más afectadas, como las pequeñas islas o los pobres, no son quienes más contribuyen a ese cambio climático, pero sí se cuentan entre los más afectados. «El sufrimiento de la gente empeorará más conforme pase el tiempo», advirtió.

En la cumbre que empieza mañana, aunque sea la de adultos, está invitada a hablar Greta Thunberg, y con ese argumento la adolescente sueca optó ayer por quedarse en segundo plano en la sesión de apertura de la cumbre juvenil del fin de semana, cediendo la atención a los otros jóvenes activistas. Es algo que ha estado haciendo también en varias de sus otras apariciones en Estados Unidos, donde ha querido volver los focos hacia el trabajo de otros activistas locales.

«IMPARABLES» // Ayer solo utilizó el micrófono para recordar que los jóvenes son «imparables». Y también recordó el éxito global de la convocatoria de huelga por el clima que el viernes movilizó en los cinco continentes a millones de personas, sobre todo jóvenes. Ella misma participó en la de Nueva York y ahí, ante 250.000 personas según cálculos de los organizadores, sí se explayó más.

«Exigimos un futuro seguro. ¿Es demasiado pedir?», planteó también, antes de dejar una advertencia. «Si perteneces al grupo de gente personas que se siente amenazado por nosotros, tenemos muy malas noticias, porque esto es solo el principio. El cambio viene, les guste o no».

La ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, que ya ha llegado al país norteamericano para participar en la cumbre de mañana, destacó ayer que el mensaje que está lanzando la joven activista sueca es «enormemente cierto, enormemente potente y enormemente sangrante», subrayó.