+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Los rumores sobre una furgoneta blanca que secuestra niñas desata una olea de agresiones contra gitanos en Francia

Una veintena de personas han sido detenidas en los alrededores de París por realizar "expediciones punitivas" contra esa comunidad

 

Refuerzo de la seguridad 8 Policías franceses en un campus de verano cerca de París, el martes. - REUTERS / CHARLES PLATIAU

EFE
27/03/2019

Los rumores que han corrido en los últimos días en la región de París de secuestros de niñas por un grupo de gitanos desataron una serie de ataques contra miembros de esta comunidad que han terminado con una veintena de detenidos en el departamento de Seine Saint Denis.

Un portavoz de la Prefectura de Policía de París explicó hoy a Efe que los arrestos se realizaron en la noche del lunes al martes cuando esas personas participaban en "expediciones punitivas" contra comunidades gitanas y que las investigaciones corren a cargo de la Fiscalía de Bobigny.

Esos actos de violencia se produjeron en las ciudades de Clichy sous Bois y Bobigny tras la proliferación en los últimos días en redes sociales de mensajes alarmantes sobre una furgoneta blanca cuyos ocupantes se dedicaban a buscar y llevarse niñas, lo que ha sido rotundamente desmentido por las autoridades.

PETICIÓN DE LA POLICÍA


En su cuenta de Twitter, la prefectura (delegación del Gobierno) de Seine Saint Denis pidió que no se transmitan falsas informaciones, mientras el Ayuntamiento de Bobigny hizo llamamientos a la calma.

La Policía Nacional en un comunicado insistió en que "esos rumores no tienen ningún fundamento. Ninguna familia y ninguna víctima ha presentado denuncia por esos hechos. No se ha señalado ninguna desaparición de menores a los servicios policiales de Bobigny y Noisy le sec".

Afirmó que las fuerzas del orden han hecho verificaciones cada vez que han recibido informaciones de los supuestos secuestros, en particular con las imágenes grabadas por las cámaras municipales y nada se ha confirmado.

"La población debe guardar la calma" porque "se está instalando una psicosis", señaló la Policía Nacional.