+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

la operación ‘porto’ se inició en enero

Detenidas 18 personas en Castelló por defraudar a la Seguridad Social

El valor económico de lo defraudado por los arrestados supera los 7 millones de €. Investigan además a otros 12 implicados por unos delitos que se iniciaron en el 2008

 

Detenidas 18 personas en Castelló por defraudar a la Seguridad Social -

V. C.
17/04/2019

Un total de 18 detenidos y 12 investigados es el balance de una operación de la Policía Nacional que ha destapado un fraude a la Seguridad Social por valor de 7.092.772,43 euros en Castellón y que tiene su origen en el 2008. Los arrestados están acusados de delitos contra la Seguridad Social y frustración de la ejecución.

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Tesorería General de la Seguridad Social, desarrollaron esta intervención, bajo el nombre de Porto, que tiene como objetivo descubrir fraudes contra la Seguridad Social en diversos sectores como hostelería, construcción, imprenta, papelería, costura y arreglos de ropa, mecánica de vehículos, compra-venta de materiales galvanizados o chatarra, entre otros.

Las pesquisas comenzaron en el mes de enero, tras recibir denuncias por posibles actos ilícitos contra la Seguridad Social cometidos en la provincia de Castellón. Con el fin de eludir el pago de las cantidades adeudadas al organismo público y así frustrar las legítimas aspiraciones de cobro de sus acreedores, los investigados creaban, en unos casos grupos fraudulentos de empresas y, en otros, sociedades patrimoniales a las que transferían las ganancias de las empresas deudoras ocultando de este modo su verdadero balance.

74 EMPRESAS INVESTIGADAS // En el conjunto de los diez casos se han investigado 74 empresas, muchas de las cuales carecían de actividad y únicamente se habían creado para desviar la contabilidad de las compañías deudoras con el fin de que los organismos de la Seguridad Social, encargados de perseguir el fraude, no descubrieran la trama creada al efecto por los investigados.

Mientras que unas sociedades generaban la deuda, ya que en ellas estaban dados de alta los trabajadores, otras del mismo grupo, sin deuda y sin trabajadores, eran las que figuraban en el entramado económico, razón por la que los acreedores desconocían la verdadera situación financiera de la mercantil.

Se daba el caso de que en una de las investigaciones en la que constaba una sola empresa deudora, la realidad era que habían constituido un grupo con doce sociedades distintas, con variadas actividades no relacionadas entre sí, que había generado deudas a la Tesorería General de la Seguridad Social por valor superior a los 505.749,11 euros.