+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

MÁS DE 30 AÑOS DE EXPERIENCIA

Emotivo último adiós a Juan Lara, bombero fallecido el domingo apagando un incendio en Vila-real

“Dedicó toda su vida al servicio de la extinción de incendios forestales”, recuerda Sixto Muñoz, capataz de la unidad

 

Imagen de Juan Lara, despedido hoy en el Tanatorio de Castelló. - MEDITERRÁNEO

R. FABIÁN
20/10/2020

El dolor por el fallecimiento el pasado domingo de Juan Lara Gutiérrez extinguiendo un incendio en Vila-real se mantiene entre sus familiares, seres queridos y compañeros. Así seguirá siendo durante mucho tiempo, pues quienes le conocieron nunca le olvidarán. El bombero ha recibido el último adiós este mismo martes en el Tanatorio de Castelló acompañado de su familia y compañeros de la unidad BH-915 de la provincia.

Una de las personas que mejor le conocieron es Sixto Muñoz Morata, capataz de la Unidad de Bomberos Forestales helitransportada de Castellón, que tiene la base en el aeroclub del Grau y que pertenece a la SGISE de la Generalitat y está gestionada operativamente por el Consorcio de Bomberos de Castellón.

Sixto recuerda así a su compañero: “Juan ha dedicado toda su vida al servicio de la extinción de incendios forestales en esta unidad. Era, como yo, uno de los más veteranos de toda la Comunitat, pues se incorporó en el año 1989”. Prosigue el capataz con este homenaje de la siguiente forma: “Toda su vida ha estado trabajando en la unidad helitransportada de Castellón, siempre aportando y sumando experiencia. Sinceramente nos ha dejado un gran profesional y una mejor persona".

No solo sus familiares, amigos y compañeros deben estar agradecidos a los más de 30 años de desempeño profesional de Juan Lara, pues su labor en la extinción de los incendios más graves de la provincia durante las últimas décadas ha sido fundamental. Entre sus actuaciones más destacadas, destacar la aportación que brindó en los graves incendios del verano de 1994 que arrasaron más de 30.000 hectáreas. Tampoco le tembló el pulso en Les Useres (2007) o en Bejís, en el año 2012, cuando las llamas hicieron arder más de 10.000 hectáreas, o en los más recientes de Altura o Culla.

“Pese a ser consientes de lo que es la vida, pese a pertenecer a un servicio de emergencia, que siempre te hace estar acostumbrado a muchas cosas, el perder a un compañero es algo muy muy duro. Pero toca reponerse, reponerse y seguir trabajando en la extinción de incendios. Es nuestro trabajo y es el mejor homenaje que día a día le podremos hacer a Juan. Sus compañeros jamás le olvidaremos", concluye un emocionado Sixto Muñoz Morata.

Por su parte tanto desde la Generalitat Valenciana como desde El Consorcio de Bomberos de Castellón han manifestado de nuevo el profundo dolor por la pérdida de un miembro de los Bomberos Forestales de la SGISE, perteneciente a la unidad helitransportada de Castellón y trasladan una vez más las condolencias a familiares, amigos y compañeros. Desde Mediterráneo nos unimos también a estas condolencias. Descanse en Paz.