+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

SEGORBE 3 los 18 residentes fueron trasladados de urgencia

La Fiscalía no ve delito en el centro de menores que Conselleria cerró

La Inspección detectó presuntos «malos tratos» y «conductas inapropiadas» a principios de año. Considera que no hay indicios suficientes con la información remitida por el Gobierno autonómico

 

Imagen de la rueda de prensa de la dirección del centro, junto a los trabajadores, tras el traslado de los menores. - MEDITERRÁNEO

SARA RIOS
20/10/2017

La Fiscalía de Castellón no ve indicios de que se pudiera haber cometido ningún tipo de delito en el centro de menores de Segorbe, cuyos residentes fueron trasladados de urgencia por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas por supuestos «malos tratos» y «presuntas conductas inapropiadas». Según ha podido saber Mediterráneo, el Ministerio Público, con la información que le fue remitida por el departamento de Mónica Oltra, considera que no hay suficientes datos para pronunciarse al respecto de los hechos ocurridos en estas instalaciones gestionadas por las Hermanas Terciarias Capuchinas.

Y es que la Conselleria no ha atendido, según la Fiscalía, la petición formulada, a principios de verano, para que aportara nueva documentación, como nombres y datos concretos, cara a sustentar el informe que le fue remitido, «ya que contenía referencias genéricas». Por tanto, el Ministerio Público no aprecia posible delito en los hechos que llevaron al traslado de los menores de la residencia de Segorbe a otros centros de Castellón capital y Nules.

PRESUNTAS IRREGULARIDADES

La Generalitat le trasladó al fiscal de menores de Castellón las presuntas irregularidades detectadas durante una inspección realizada en el centro de acogida de menores La Resurrección de Segorbe, entre ellas posibles agresiones, mendicidad, comida caducada o duchas de agua fría.

En concreto, se recogió que los menores iban, acompañados de personal del centro, a recoger a un supermercado de la capital del Alto Palancia comida en mal estado, que el establecimiento tiraba después de cerrar.

De igual modo, se recoge el testimonio de un menor que asegura que debió ducharse con agua fría en pleno mes de enero como castigo, tras haber mantenido una discusión con otro chico.

Desde Conselleria remarcaron que cuando la directora de La Resurrección fue preguntada al respecto de los episodios, estos no se negaron y se justificaron.

Estas circunstancias fueron algunos de los detonantes que llevaron al Gobierno autonómico a trasladar de forma urgente a los menores del centro de Segorbe. Esta decisión trajo aparejada una gran polémica y un cruce de acusaciones entre la propia Oltra y las Hermanas Terciarias Capuchinas, que anunciaron acciones legales contra la consellera por acusarlas de presuntos «malos tratos» y de haber tenido supuestamente una actitud inapropiada con los menores tutelados que vivían en las instalaciones.

EN LOS JUZGADOS

El caso que sí está ya en los tribunales, en concreto en el juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Segorbe, es la denuncia que formuló el fiscal contra un exeducador del centro de acogida por presuntos «abusos sexuales» a una menor.

En el terreno judicial, la semana pasada trascendió que un juez de la capital del Alto Palancia juzgará por delito leve de lesiones a la cuidadora acusada de agredir a un niño del centro de menores. Los hechos sucedieron el pasado mes de mayo durante el traslado en autobús del colegio a los centros donde residían.

Temas relacionados