+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA PROVINCIA EVIDENCIA LA REGRESIÓN, CON UN 80% DE HABITANTES EN LA COSTA, EL 20% DEL TERRITORIO

Castellón activa planes de choque para repoblar un interior envejecido

Diputación anuncia ‘Quedat al poble’, proyecto de becas a jóvenes que luego creen empleo local

 

La jefa de Comarcas de 'Mediterráneo', Inma Castell, moderó la mesa redonda de políticas públicas para favorecer la repoblación. - JAVIER VILAR

NOELIA MARTÍNEZ 13/05/2017

El sector público ya ultima un plan de choque urgente, con incentivos fiscales y sociales, para frenar la despoblación de las zonas rurales, envejecidas, de Castellón, donde más de 60 municipios de menos de 500 habitantes están en riesgo de desaparecer.
Y es que «un 80% de la población vive en el litoral, en el 20% del territorio provincial, por lo que se necesita que interior y costa se retroalimenten», destacó ayer el diputado de Desarrollo Rural, Pablo Roig, durante el Foro contra la despoblación rural organizado por la Diputación.
¿Qué se puede hacer? El presidente de la Federación para el Desarrollo Territorial de Castellón (Fedetcas), que aglutina a grupos de acción local respaldados por el ente provincial, Domingo Giner, avanzó el proyecto Quedat al poble, exitoso en Escocia. «Se trata de impulsar becas de estudio para jóvenes universitarios o de FP que luego regresan al pueblo y montan allí su negocio, creando empleo», destacó. Fiscalidad positiva, eliminar el impuesto de sucesiones a herederos jóvenes, incentivar el terreno agrícola frente al forestal o reducir el impuesto de sociedades forman parte de las propuestas.
El director territorial de Presidencia de la Generalitat, Adolf Sanmartín, destacó que se trabaja en un anteproyecto de ley, con un estatuto de discriminación positiva para los municipios con regresión demográfica (que han perdido más del 10% de su población en 30 años; de cierta densidad de habitantes por km2; y distancia a servicios). Entre otros, avanzó «incentivos fiscales para que se establezcan personas de hasta 45 años durante una década; para el IRPF de transmisión de bienes inmuebles; y empresas que creen empleo local».
Luis Muñoz, director de la Oficina de Desarrollo Local de Teruel animó a activar «medidas políticas, con presupuesto». Y el alcalde de Vilafranca, Óscar Tena, incidió en que «a los ayuntamientos nos falta más financiación propia del Estado». La comisionada para el reto demográfico del Gobierno estatal, Edelmira Barreira, abogó por que las instituciones «trabajen juntas por el cambio» y recalcó que la despoblación «ya está en la agenda nacional».