+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Vila-real

 

programa pionero

La ciudad exporta su educación vial y suma 80.000 alumnos en 30 años

La iniciativa sirve de base para llevar el modelo a municipios de la Comunitat. El consistorio invierte unos 300.000 € en tres décadas en material para el plan

 

Detalles de la Policía Local por el cumpleaños del proyecto educativo - Mediterráneo

JOSEP CARDA
30/03/2017

El programa de educación vial que desarrolla la Policía Local de Vila-real cumple 30 años. Y lo hace a lo grande y con cifras de vértigo. Más de 80.000 alumnos de los centros educativos de la ciudad --desde Infantil a ESO--, a razón de una media anual de más de 2.000 estudiantes, han participado en los cursos, charlas, talleres y prácticas en el parque ubicado en la plaza de la Panderola en las tres décadas de funcionamiento ininterrumpido de esta iniciativa formativa.

Una iniciativa en la que el consistorio ha invertido unos 300.000 euros para la compra de material diverso y que, en todo este tiempo, ha servido como base para crear proyectos similares en diferentes municipios de toda la provincia, como Burriana, Onda, Castellón o Segorbe; y también en otros de la provincia de Valencia, según apuntó el inspector José Luis de Llago.

Precisamente ayer, el alcalde de Vila-real, José Benlloch, clausuró la jornada formativa con la que la Policía Local ha conmemorado los 30 años del programa que se instauró en la ciudad en el curso 1986-1987. Un acto en el no faltó la presencia del concejal de Seguridad Ciudadana, Javier Serralvo; así como la del jefe provincial de Tráfico, Víctor Sales; la presidenta de Stop Accidentes en la Comunitat, Ana Novella; o el director del Centro Superior de Educación Vial, Perfecto Sánchez, además de los mandos policiales vila-realenses, agentes del cuerpo encargados del funcionamiento de la iniciativa, y otros llegados de municipios como Almussafes, Alcoi, Castellón, Burriana u Onda; y varios exalumnos de este plan pionero.

ORGULLO 

«Los 30 años de este proyecto de educación vial son un motivo de orgullo para la ciudad, porque esas tres décadas de concienciación sobre la importancia de circular correctamente son la mejor garantía de seguridad para nuestras calles, para los niños que pasan cada año por el parque municipal de tráfico y para los adultos en que se convertirán», aseveró Benlloch.

Asimismo, el munícipe añadió que «en una ciudad educadora como Vila-real, con una Policía Local siempre a la vanguardia e implicada, la educación vial es un aspecto clave para formar a futuros ciudadanos, conscientes no solo de las normas básicas de seguridad en el tráfico, sino también de la convivencia y la movilidad en el entorno urbano».

Temas relacionados