+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Vila-real

 

REPORTAJE

Un Mercat Central del amor

El jurado, con vendedores del mercado y miembros de la Comissió de Penyes, ejerce de Cupido y empareja a 10 personas para compartir una cena con la que prender la mecha de una relación... o no

 

Expectación 8 El Mercat Central vivió una experiencias muy especial. - JOAN TOMÁS

Éxito 8 La iniciativa coincidió con una fecha muy especial. - JOAN TOMÁS

S. G.
15/02/2020

Vicent y Fausta, Isabella y Jordi, Cristian y Lumila, Neus y Jaime, y Ayden y África son los nombres de los componentes de las cinco parejas que tuvieron anoche una cita a ciegas gracias a la iniciativa del Mercat Central con motivo de San Valentín.Estos fueron los 10 seleccionados de la treintena de candidatos que presentaron su solicitud para que el jurado, compuesto por vendedores del mercado e integrantes de la Comissió de Penyes, actuara de celestino tras evaluar sus perfiles.

Diversidad de edades, iban de los 23 a los 70 años, pero también de procedencias, ya que hubo candidatos de Vila-real, pero también de Castelló y del Grau, así como de València. Todos con objetivos comunes, poder conocer a alguien de forma diferente, vivir una experiencia única y, porqué no, encontrar un compañero de vida. «Cuando les llamamos para comunicarles que habían sido seleccionados lo vivieron con mucha ilusión», comentan los organizadores.

Con todo, aseguran desde el Mercat Central, hubo más gente que llamó interesándose por la iniciativa, pero no formalizaron su respectiva inscripción. «Ha sido una campaña bastante corta y aunque el primer impacto fue de vergüenza porque no dejamos de ser un pueblo, durante los tres o cuatro últimos días la gente se animó», matizan desde este espacio de venta. «Se generó expectación y había personas que estaban esperando a ver cómo resultaba esta primera edición para inscribirse», añaden los promotores de las citas a ciegas que avanzan la intención de repetir el próximo año, dadas las buenas sensaciones que han tenido.

Fiesta y cena

Para romper el hielo, y sin saber quién sería el compañero de mesa --cada pareja cenó en un establecimiento diferente--, hubo un tardeo en el Mercat. Todos los elegidos confirmaron su asistencia, se dieron pistas entre canción y canción sobre los emparejamientos, se les invitó a tomar algo para generar confianza y luego fue el momento de saber qué les deparaba la noche que acabó con una fiesta en uno de los locales, Au Cacau. Un vídeo servirá para recordar esta velada de amor.