Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Begoña Carrasco

FIRMA INVITADA

Begoña Carrasco

Pagar por ir al centro

El gobierno municipal de PSOE, Compromís y Podemos se ha empeñado en que los castellonenses paguen por todo, hasta por ir a realizar cualquier trámite o compras al centro. Solo así se entiende que una y otra vez se empeñen en poner en funcionamiento el sistema de videocámaras que ha sido instalado en el centro de la ciudad. La excusa que ponen siempre es disuadir el tráfico de vehículos a motor por el casco histórico, pero la realidad es que hay otros sistemas que irían en la misma dirección, eso sí, no tan lucrativos. Y a las pruebas me remito.

El tiempo nos ha dado la razón y ha quedado demostrado que el Gran Hermano en el que se ha convertido el centro de Castellón es una enorme caja registradora. En apenas los dos meses que estuvieron en funcionamiento fueron 16.400 multas las impuestas, lo que se tradujo en una recaudación superior a los 3 millones de euros. El Gobierno de Amparo Marco, en una clara muestra más de opacidad, ha tratado de mantener en todo momento oculto este dato por todos los medios, a pesar de que se le había solicitado formalmente por los cauces legales y democráticos establecidos para poder fiscalizar la gestión municipal desde la oposición. Pero la verdad siempre acaba viendo la luz. Y esta es incontestable.

Los socialistas, encargados de la gestión de esta área municipal, ya han anunciado que el 1 de noviembre volverán a la carga, activando las videocámaras. Desde el Partido Popular decimos no. No a que vuelvan a freír a multas a los usuarios. Nuestro centro se muere, y comercios, restaurantes, pymes, autónomos o vecinos, lo que menos necesitan son multas. Necesitan líneas de ayuda al alquiler, bonos al comercio, campañas de dinamización, bajadas de impuestos… todo, menos multas.

Portavoz del PP en el Ayuntamiento de Castellón

Compartir el artículo

stats