Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Juan Mars

En el ‘litoral verde’ también se vive

Hace tres años que el Ayuntamiento de Alcalà-Alcossebre contempla en sus presupuestos municipales la cantidad económica necesaria para instalar alumbrado público en Capicorb. Es un tramo de dos kilómetros paralelos al mar, entre el campamento Jaume I y la ermita de Sant Antoni, con numerosas viviendas y muy transitado durante todo el año.

Las Asociaciones de Vecinos insisten en que iluminar ese tramo es fundamental para garantizar su seguridad y desde el Ayuntamiento les apoyamos en esta reivindicación. Por eso, iniciamos la tramitación, y desde hace más de un año, el Ayuntamiento ya cuenta con las autorizaciones de organismos tan garantistas con el medio ambiente como la Dirección General de Costas y la Confederación Hidrográfica del Júcar. La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Cambio Climático de la Generalitat valenciana también ha dado su visto bueno, al tener afección como vía pecuaria.

Ya realizamos cambios para que la instalación tuviera un mínimo impacto ambiental: de 95 a 67 farolas solares, de 4 metros de altura y a una distancia entre ellas de 30 metros. Pero la Conselleria de Política Territorial aplica el Pativel y nos comunica que esta instalación no es viable y que únicamente permite 25 farolas y en tramos discontinuos. Estamos convencidos de que es una actuación totalmente sostenible y sin ningún impacto contra el medio ambiente ya que son farolas solares con tecnología LED para las que no es necesario ni realizar obra civil. Cuando el govern del Botánic comenzó la tramitación del Pativel, desde nuestro Ayuntamiento ya advertimos que debían tener en cuenta que en la zona que pretendían proteger ya existían zonas habitadas en situación completamente legal y los propietarios tienen derecho a contar con servicios e infraestructuras.

Estamos de acuerdo en la protección de nuestro litoral pero no a costa de poner en juego la seguridad de todas las personas que todos los días del año circulan por esos dos kilómetros de nuestra costa. No estamos pidiendo realizar ninguna actuación que ponga en peligro el litoral de Capicorb, al contrario. Pensamos que con esta actuación contribuimos a cuidar el paisaje y darle más valor. Y si el Pativel ha de impedir que las personas tengan, como mínimo luz, es que algo no se ha hecho bien. Lo que advertíamos que iba a pasar ya está pasando. Reflexionen. No tiene sentido abandonar a esas personas que están pidiendo un servicio básico.

*Alcalde de Alcalà-Alcossebre

Compartir el artículo

stats