Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Susana Marqués

LA RUEDA

Susana Marqués

Liderazgo local

El incremento de positivos que día a día está sumando esta sexta ola y la actitud contemplativa tanto del Sr. Sánchez como del Sr. Puig, último responsable de gestionar la pandemia en esta Comunitat, ha trasladado a los ayuntamientos la toma de decisiones para la cancelación de las actividades propias de esta Nochevieja, obligando a alcaldes y alcaldesas a decidir, basándonos en recomendaciones y a adoptar las medidas de contención bajo nuestro criterio de sentido común, responsabilidad y prudencia, ante su incapacidad manifiesta de asumir como Gobierno su responsabilidad en una estrategia de balones fuera, a mi entender, totalmente equivocada.

Por su parte, la consellera de Sanitat, mientras existan camas y UCI disponibles en los hospitales, mira hacia otro lado obviando que los sanitarios están nuevamente pidiendo a gritos auxilio. Lo hicieron ya al principio de la pandemia por la falta de material y lo vuelven a hacer ahora extenuados por el trabajo e incrédulos ante la imprevisión, esta vez, de las largas colas de personas esperando una PCR.

Pero ya se sabe, a estas horas, el Sr. Puig vive más pendiente de no soliviantar a nadie ante una cita electoral, que de gestionar lo que su propio partido le ha encargado, que es contener la pandemia en la Comunitat. Se ha desmarcado y ha decidido emular al presidente Sánchez, es decir, pasar la responsabilidad de decidir a los otros, sin dialogar, sin escucharnos, sin poner en común estrategias, elementos básicos para esa cogobernanza y liderazgo que nos exigen.

Los benicenses pueden estar tranquilos

Este desgobierno irresponsable no es lo que merecemos ni los españoles, ni los valencianos, ni mucho menos los benicenses quienes, hoy por hoy, pueden estar tranquilos sabiendo que desde su Ayuntamiento ya hemos sido capaces de aparcar las diferencias políticas para velar por la salud y proteger de nuevo a nuestros vecinos en un momento de mucha incertidumbre donde solo debe prevalecer la seguridad de todos.

Si disfrutar la celebración de la Navidad ya ha supuesto todo un reto a nivel personal, familiar y social, a punto de finalizar un nuevo año atípico les deseo todos un próspero año nuevo, donde no tenga cabida el covid, para que todo vuelva a la normalidad y podamos, nuevamente, celebrarlo todos juntos.

Alcaldesa de Benicàssim

Compartir el artículo

stats