Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Susana Ros

AL CONTRATAQUE

Susana Ros

El PSOE cumple, España avanza

La agenda del Gobierno progresista que preside Pedro Sánchez se basa en la justicia social, la defensa de los servicios públicos, la igualdad y la libertad, el desarrollo económico, la transición ecológica y el cambio climático y la cohesión territorial.

La reforma laboral es una prueba más. Es pasar de las palabras a los hechos. El PSOE cumple y España avanza. La reforma es el primer gran pacto laboral alcanzado en España en casi 40 años. Con Pedro Sánchez en la Moncloa y el PSOE en el Gobierno, como ha ocurrido siempre que la sociedad española ha avanzado en derechos y se ha ensanchado el Estado de Bienestar. Las y los socialistas hemos demostrado una vez más que somos la garantía del diálogo, la negociación y el pacto. Eso es hacer política, algo que es incapaz de hacer el PP, que vive atenazado por la ultraderecha.

El PSOE prometió la reforma laboral en su programa electoral, luego en el Pacto de Gobierno de coalición y ahora se ha hecho realidad. Un acuerdo logrado entre los agentes sociales y el Gobierno que representa a una amplia mayoría de los españoles, por encima de ideologías. Un acuerdo que sitúa en el centro de nuestro modelo laboral la negociación colectiva, el dialogo entre empresarios y trabajadores, y sobre todo, la dignificación del trabajo.

Acuerdo de país

El acuerdo alcanzado entre Gobierno, sindicatos y empresarios es un acuerdo de país. Es un buen acuerdo para la sociedad española y para el crecimiento económico y para el empleo. La nueva ley servirá para mejorar las condiciones laborales de los y las trabajadoras, a pesar del rechazo del principal partido de la derecha. El PP miente. Lo hace a menudo y lo vuelve a hacer ahora.

La reforma laboral es un pacto que beneficia a todos y por eso es aún más absurda la posición del PP. Beneficia a los trabajadores que ganan derechos. Beneficia a los empresarios, que podrán seguir el ejemplo europeo y acabar con la precariedad con los nuevos incentivos. Y beneficia al conjunto de la sociedad. ¿Dónde está el patriotismo del PP del que tanto se llenan la boca?

La nueva reforma laboral es una reforma ambiciosa, acorde a las necesidades del siglo XXI. Es una reforma para reducir la precariedad y el desempleo; para potenciar la contratación indefinida; para recuperar la negociación colectiva; para la formación de los trabajadores y trabajadoras; para regular nuevos mecanismos de flexibilidad interna que sustituyan al despido; para responder a las exigencias europeas. Y, lo que es más importante: es una reforma acordada con trabajadores y empresarios.

Basta ya de las mentiras

Las y los socialistas hemos negociado durante meses y el texto pasará ahora la tramitación parlamentaria hasta ser definitivo. Eso es hacer política, eso es lo que no sabe hacer Pablo Casado. Ni España se ha roto, como pronosticaba la derecha y la ultraderecha cuando Pedro Sánchez llegó a la Moncloa, ni ahora se va a producir un chantaje de los partidos independentistas con la reforma laboral. Basta ya de las mentiras y demagogias del PP y expliquen a la sociedad porqué votarán en contra de que los trabajadores ganen derechos laborales.

Frente a la crispación política, respuestas decididas y medidas desde el Gobierno. Frente a la fractura entre españoles y territorios, convivencia y solidaridad. Frente a la discordia, diálogo. Frente al miedo de los fantasmas del pasado, confianza en el futuro.

Este es un Gobierno que ha puesto a las personas en el centro de su hoja de ruta política, a diferencia de lo que hace la oposición, que se nutre del enfrentamiento político y la división entre ciudadanos y territorios. La derecha solo entiende la democracia cuando gobierna.

Diputada PSOE por Castellón. Portavoz Adjunta GPS

Compartir el artículo

stats