Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mª Ángeles Pallarés

Sí a la A-7, no a la 'Magda'

Es el momento de

La autovía interior o A-7 es la mejor herramienta para combatir la despoblación que sufre Castellón. Un eje rápido y gratuito que, de estar activo, estaría vertebrando los principales pueblos del interior castellonense y, con ello, generando oportunidades. Porque infraestructuras viarias y futuro son un binomio indisoluble.

Por eso el proyecto de autovía fue diseñado, y aprobado, por el Partido Popular. Sí, Mariano Rajoy activó en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 un total de 434 millones de euros para culminar la prolongación de esa carretera que, a día de hoy, termina en Vilanova d’Alcolea. Y lo anunció el propio Rajoy en su visita a Castellón, el 22 de enero de 2018, con motivo de la llegada del AVE a Castellón. Sí, también fue un gobierno del PP el que trajo el tren de alta velocidad a nuestra provincia y el aeropuerto.

Se trataba de 434 millones de euros que, con el apoyo de los fondos europeos, y a coste cero para las arcas españolas, permitirían desdoblar la CV-10 a cuatro carriles entre Vilanova d’Alcolea y Sant Rafael. El Gobierno de España del PP no solo hizo el anuncio, sino que también redactó el proyecto y llegó a mostrarlo a los ayuntamientos. Pero llegó el PSOE al Gobierno de la Nación, consecuencia de la funesta moción de censura de Pedro Sánchez, y con ello, se perdió la infraestructura que debía ser el eje de futuro para el interior.

La obra nunca llegó a salir a información pública. Y lo que es más grave, ese dinero desapareció de los Presupuestos. Vamos, que la moción dejó a Castellón sin su maná. Con los socialistas en el poder, ya se sabe: mucha publicidad y propaganda y poco trabajar.

El proyecto, en un cajón

Pedro Sánchez encargó al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el inefable José Luis Ábalos, que guardara el proyecto en un cajón. En lugar de impulsar la carretera del interior de Castellón, Ábalos se dedicó a abrir las puertas traseras de Barajas y ponerle alfombras rojas a los verdugos de los derechos humanos y de la dignidad de las personas en Latinoamérica. Y todo con el beneplácito de Ximo Puig.

La A-7 no existe por la falta de voluntad del PSOE. Y nuestra provincia se ha ido quedando atrás. La total ausencia de sensibilidad por parte de los gobiernos de izquierda nos ha dejado sin una infraestructura básica para crear riqueza.

Y ahora, los que van de salvadores del medio ambiente, están centrados en abrir otro tipo de autovías, las que tienen que ver con las líneas de muy alta tensión (MAT) eléctrica. No contentos con impulsar una, ahora la administración estatal y autonómica, ambas den manos del PSOE, tramitan la creación de otra, la línea Magda, y de un megaparque de placas fotovoltaicas en les Coves de Vinromà, de 500 hectáreas, que va no solo va a arrasar con la agricultura tradicional de la localidad, en una de las mejores zonas dedicadas al cultivo del almendro, sino que va a abrir en canal media provincia, ya que los postes que sostendrán los cables eléctricos cruzarán 10 términos municipales.

Tal vez esa es la verdadera razón por la que el PSOE no quiere que se culmine la autovía. Prefiere tener a agricultores y a castellonenses que viven en zonas deprimidas, para que sea más fácil hacerse con sus terrenos. Piénsenlo. Desde el PP decimos sí a la A-7, no a la Magda.

Alcaldesa de Canet lo Roig y diputada provincial

Compartir el artículo

stats