Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elia Bodí

Tribuna sindical

Elia Bodí

Correos o anteponer el interés privado al público

Desde UGT estamos hartos de ver cómo en este país tenemos la costumbre de privatizar todo aquel servicio público que es rentable sin importar que se perjudique el interés general en beneficio de los intereses de unos pocos y que, a la larga, el que lo termine pagando sea el ciudadano de a pie, como ya hemos sufrido con las energéticas, Renfe o Iberia. Así vemos como nuestros bolsillos terminan pagando unos precios exorbitantes por la luz, por la gasolina o por los billetes de tren, sin contar los asaltos que hemos sufrido en la educación y en la sanidad en su intento de privatización.

Por desgracia, con la llegada a la presidencia de Correos de José Manuel Serrano, un personaje que no está ahí por méritos propios sino por ser un cargo de confianza, ahora parece ser que es también el turno de una entidad tricentenaria como Correos

Bien es cierto que en el 2001 ya se separó a Correos de la administración pública y se convirtió en sociedad anónima estatal con 41.071 funcionarios, sin que se pudiera vender Correos. Incluso hoy en día con menos de 9.000 funcionarios no se puede vender, aún así el señor Serrano está buscando otras fórmulas de conseguirlo. Correos, con 18 grandes centros, 2.396 sucursales de atención al cliente, 1.750 carterías, 6.273 redes rurales y 101 oficinas de paquetería y reparto urgente sigue siendo una empresa difícil de vender y con infraestructura suficiente como para seguir siendo un referente en el país. Pero, por suerte o por desgracia, desde que la venta por internet ha despegado, Correos se ha convertido en un pastel muy goloso para el lobby de la paquetería y mensajería.

Los últimos años se está sufriendo una tremenda presión por parte de la patronal, mensajerías privadas, AIReF, etc., para que se culmine la privatización de Correos, y para conseguirlo se ha empezado una brutal campaña, traspasando la cartera de clientes y la palabra Correos de la empresa y entregándolo todo a la filial Correos Exprés. Reduciendo así la plantilla, ya muy mermada de por sí, subiendo los precios de los envíos por Correos mientras bajan los de Correos Exprés, todo para tener la excusa de que no hay trabajo por la crisis y dejando de cubrir las vacantes dejadas por los funcionarios, y sí, digo excusa porque la paquetería sube como la espuma.

Puede que Serrano ahora nos quiera hacer el juego del trilero, sacando con una mano 3.421 plazas en la última oposición (eso sí, obligado por UGT y el resto de sindicatos que firmaron el acuerdo plurianual) pero con la otra nos ha quitado de un plumazo más de 7.000 puestos de trabajo que no se han vuelto a cubrir… y los recortes que están por venir. Todo ello nos lleva a reflexionar sobre si realmente es verdad todo lo que cuentan de Correos desde la dirección o si es solo una excusa para lograr su objetivo, que no es otro que desguazar la empresa y venderla al mejor postor.

No hay que olvidar que el grupo Correos lleva el 67% de la paquetería de España y con la aparición de nuevas empresas dedicadas a ello, incluso dedicadas al reparto de las cartas, que según la Dirección de Correos ya no hay, el presidente Serrano va desviando todo el trabajo hacia la filial Correos Exprés, eso sí, mientras que la plantilla de Correos se queda sin trabajo para así tener la excusa para poder reducir aún más si cabe la plantilla, todo mientras se van vendiendo los edificios históricos de Correos con la excusa de sanear las cuentas, como el de Castelló o ahora el de València. En resumen, consiguiendo así una empresa con menos capital inmobiliario, con menos personal y que sea más fácil vender.

Por todo esto, desde UGT nos hacemos una pregunta: ¿realmente cuando Correos desaparezca los ciudadanos tendrán un mejor servicio o simplemente verán cómo tienen que pagar más por sus envíos o incluso, más aún, verán que no tienen la opción de realizarlos o recibirlos desde sus poblaciones por no ser rentables para las grandes empresas del sector? H

*Secretaria General UGT Servicios Públicos Comarques de Castelló

Compartir el artículo

stats