2 Billetes de Tren GRATIS El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cristina Fernández

LA CLAVE POLÍTICA

Cristina Fernández

Benicàssim no se para

De hecho, Benicàssim hace siete años que no se para gracias a Ciudadanos Benicàssim. Del 2015 al 2019, apoyando desde la oposición a un gobierno en minoría del Partido Popular, y a partir del el 2019 desde el gobierno, le pese a quien le pese. Cuando se gobierna en coalición, necesariamente tiene que haber diálogo. Porque seguramente habrá discrepancias, que las hay, y propuestas, que las hay también. Si no, seríamos del mismo partido político. Otra cosa es que las propuestas no sean del agrado de una. Pero para eso están los líderes. Y no pasa nada, la vida sigue y los presupuestos prorrogados ni indican una paralización de las cuentas, ni indican que no se puedan aprobar los proyectos, porque no es así. Pero sí indican la incapacidad de un líder para llegar a acuerdos con sus socios de gobierno o la oposición, desde el diálogo y el consenso. En un equipo, cada pieza cuenta, cada uno aporta algo, y tiene que valorarse, no verse como un inconveniente o una amenaza. Y quizás lo importante no es no es estar plenamente de acuerdo, sino tan solo marchar por el mismo camino.

Ciudadanos nunca dejará tirados a sus vecinos. Siempre hemos actuado con coherencia y lo seguiremos haciendo. Pero lo haremos con nuestros principios, con honestidad y con humildad, que es lo que hace grande a las personas, a pesar de que se utilicen a algunos medios de comunicación de manera partidista. A pesar de los haters enviados como ejército de palmeros a traspasar cualquier línea, con argumentos radicales y sinsentido, desde la ignorancia, por supuesto, con mensajes vacíos y que no evitan sentir vergüenza ajena.

Nunca permitiremos chantajes ni las malas artes

Son tácticas, de primero de política: cuando alguien no puede llevarte a su terreno, buscará dañar tu imagen ante los demás. Pero lo que nunca permitiremos, son los chantajes ni las malas artes, ni las imposiciones autoritarias, ahora que está tan de moda hablar de tiranos. Las formas y el respeto son un elemento indispensable en cualquier ámbito de la vida. Pero en política, más. Dar la vuelta a la tortilla e intentar victimizarse no hace que se tenga la razón. Hay que cumplir con las reglas del juego. Ser valiente y ganar por méritos propios. Porque alguien fuerte, no necesita palmeros a su lado que le refuercen; al contrario, le alejan de la realidad y le debilitan. Lo que cuenta al final, son los hechos, las acciones. Y nosotros lo hemos demostrado desde que estamos en política.

No entré en política para hacer de ella una forma de vida. Por eso, me sorprende la expresión «buscar acomodo político» escupida como una sentencia divina justamente por personas que llevan toda su vida «acomodadas» en un sillón. Quienes entramos en el mundo de la política deberíamos tener claro que es una etapa con fecha de caducidad y no aferrarnos en nuestro castillo como si fuéramos las amas del cortijo. Compartir responsabilidades no es una amenaza, y nosotros, seguiremos defendiendo nuestras ideas con respeto a unas siglas y a una ideología. El tiempo pone a cada rey en su trono y a cada payaso en su circo. Y a los traidores y desleales que mercadean con su acta de concejales, donde les corresponde. Pero eso forma parte del capítulo siguiente.

Portavoz de Ciudadanos en la Diputación de Castellón y teniente alcaldesa de Benicàssim

Compartir el artículo

stats