Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Un estudio catalán muestra que los test nasales siguen siendo más útiles que los bucales

Solo el 31% de los test de antígenos realizados con una muestra nasal dan positivo también en la boca, en 300 pacientes del área Metropolitana Nord de Barcelona | El resultado contradice a las investigaciones previas que indican que la ómicron se detecta mejor en la cavidad bucal

Recogida de muestras realizada en un estudio del área Atenció Primària Metropolitana Nord.

Dado que la ómicron afecta menos al tejido pulmonar que la variante delta y se aloja fundamentalmente en las vías altas, un par de estudios internacionales apuntan que la actual cepa se detecta mejor y antes en la boca que en la nariz. Pero, por el contrario, una investigación realizada en el área de atención primaria Metropolita Nord, del Institut Català de Salut, demuestra que en concreto los test de antígenos efectuados con muestras nasales siguen siendo más efectivos para detectar el covid que los que se realizan pasando el hisopo por la boca.

Para llegar a esta conclusión se tomaron, durante los días 8 y 9 de enero, muestras a 300 usuarios de centros de urgencias de atención primaria y puntos centralizados donde se realizan pruebas de detección. Prácticamente el total de los participantes, un 95%, tenía sintomatología compatible con el covid. Y cuando uno de ellos daba positivo en la muestra nasofaríngea, se le preguntaba si quería participar en el ensayo y si aceptaba, se le realizaba otro test de antígenos, de la misma marca y modelo, pero pasando el hisopo por las encías y el interior de las mejillas.

Los resultados, a los que ha tenido acceso El Periódico de Catalunya muestran que solo un 31,7% de los test de antígenos realizados con la muestra nasal dan positivo también con muestras bucales. Además, en el caso en que los resultados de las dos pruebas no coincidieran, se preguntaba a la persona si se le podía tomar una nueva muestra, para analizarla mediante la técnica PCR en el laboratorio clínico de la Metropolitana Nord. Y las PCR han confirmado que esa persona estaba contagiada de covid, aunque en la muestra bucal diese negativo.

Los estudios previos

Es decir, siempre que los test de antígenos realizados en la nariz daban positivo, la prueba PCR confirmó ese positivo, aunque en la boca diera negativo. Por eso, el estudio demuestra que sigue siendo más útil efectuar las pruebas por la nariz que por la cavidad bucal, al menos en lo que se refiere a los test de antígenos, dado que los estudios previos y que apuntan la hipótesis de que la ómicron se detecta antes en la boca fueron realizados con pruebas PCR.

Uno de ellos fue efectuado en Sudáfrica por el mismo grupo de investigadores que descubrió la variante que, debido a su alto poder de contagio, ha colonizado buena parte del mundo. Y otro ha sido efectuado en EEUU. No obstante, ninguno ha sido revisado por los pares y han sido difundidos de forma preliminar para que la comunidad científica conozca cuanto antes los resultados, dado que de confirmarse cambiarían la forma en la que, en hospitales y centros de salud, se trabaja para detectar el covid.

Fue precisamente su difusión la que motivó el estudio llevado a cabo en el área Metropolitana Nord de Barcelona. "Queríamos elegir la prueba que genere más rendimiento", explica Núria Prat, directora de los dispositivos de atención primaria de las comarcas del Barcelonès Nord, Maresme, Vallès Occidental y Vallès Oriental.

Análisis en el laboratorio clínico del área Metropolitana Nord para determinar si es más útil realizar los test de antígenos en la boca o la nariz. /

Primero en el mundo

"No queremos crear controversia con los estudios previos, ni decimos que estén bien o mal, pero nuestra investigación demuestra que al menos los test de antígenos se están haciendo correctamente en la zona nasal", añade. El estudio catalán es el primero que se efectúa en el mundo con este tipo de pruebas y la variante ómicron y se ha efectuado "en muy poco tiempo y sus resultados han sido validados rápidamente" para tener certezas de si hay que cambiar o no el proceder a la hora de que obtener las muestras antes de que pueda llegar otra cepa.

Prat subraya que el hecho de que la investigación se haya realizado desde los dispositivos de atención primaria, donde se tiene acceso a un gran volumen de población y la recogida de muestras forma parte de su actividad asistencial, ha permitido esa rapidez.

Asimismo, puntualiza que los test de antígenos tomados con muestras del interior de la boca, que fueron efectuados con pacientes que no habían comido, bebido o fumado 30 minutos antes de la recogida, no son exactamente iguales que los test de saliva que se venden en farmacias, por lo que los resultados no se pueden equiparar.

La investigación ha sido publicada en primera instancia en la revista MedRxiv y en la misma ha participado también el Hospital Universitari Germans Trias i Pujol; la Fundació Institut Universitari per a la recerca a l’Atenció Primària Jordi Gol i Gurina (IDIAPJGol); el Institut de Recerca Germans Trias i Pujol (IGTP); el Institut de Recerca de la Sida IrsiCaixa y la Fundació Lluita contra la Sida i les Malalties Infeccioses.

Compartir el artículo

stats